La Universidad seleccionará personal público en Santander

Sep 12, 2005 | Institucional

Por María Astrid Toscano
La UNAB fue acreditada por la Comisión Nacional del Servicio Civil para
desarrollar procesos de selección de personal en instituciones públicas
que están regidas bajo la ley 909 de 2004, medida que normatiza la carrera
administrativa. La decisión fue expedida el jueves 8 de septiembre.

El área de Consultoría Organizacional de Extensión Universitaria
se encargó de coordinar el diseño y presentación del proyecto
en la convocatoria que requirió del trabajo interdisciplinario de abogados,
psicólogos, administradores, trabajadores sociales y comunicadores de
diversas unidades de la Universidad. “Esto es importante porque demuestra
que la Universidad está en capacidad de desarrollar procesos que generan
impacto en la sociedad y permite que en el ámbito nacional se reconozca
a la UNAB como una institución educativa competente”, expresó
Carlos Serrano, asistente de Consultoría Organizacional de Extensión
Universitaria.

El delegado de la Comisión que vino a verificar las condiciones de la
UNAB estudió el equipo técnico que participa en la propuesta,
y la infraestructura física y tecnológica. A favor, la Universidad
tiene un equipo de profesionales de varias áreas; un soporte técnico
y la propuesta planteada.

Entre los compromisos que se establecieron para aplicar el proyecto están:
adoptar manuales de diseño y validación de instrumentos para selección
de personal; construir baterías de evaluación de conocimiento,
implementar procesos de atención de usuarios y reclamaciones y contratar
expertos calificados si son necesarios. Todos deben cumplirse hasta 30 días
después de la acreditación.

“Esto exige trabajo, esfuerzo y modificaciones en la infraestructura
física, de las oficinas y de la tecnología para recibir información
y mucha gente que se presentará a los procesos de selección”,
comentó Serrano. En principio el programa va a ser ejecutado por quienes
lo diseñaron, pero es posible que después se integre más
personal.

El paso siguiente es esperar que la Comisión asigne los procesos de
selección de personal que se deban realizar. “Es una gran responsabilidad
porque debe asegurarse la confidencialidad y la seguridad desde la recepción
de un papel hasta la entrega de una lista de elegibles”, explicó
Serrano.

Más que educación
El plan de concederles procesos a las universidades públicas
y privadas, como el que se le otorgó a la UNAB “es resultado de
los proyectos que buscan desarrollar la meritocracia, para que no se muevan
‘fichas’ dentro de las instituciones estatales al asignar cargos.
La Universidad tiene un conocimiento que no se limita a lo que es la docencia,
sino que puede generar desarrollo en la región y en el país”,
declaró Serrano, quien agrega que “las organizaciones tienen una
responsabilidad social, entonces no se limita sólo a lo que es su objeto
social sino que empieza a aportar desde su conocimiento”, manifestó
Serrano.

Ir al contenido