La Web, nueva aliada a la hora de aprender

Dic 15, 2006 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Viviana Andrea Vega
vvega@unab.edu.co
Ésta no sólo es un apoyo para los estudiantes, que bajan o copian los trabajos del Rincón del Vago o hacen consultas en Wikipedia, sino que los educadores también han sabido aprovechar sus beneficios mediante el E-learning.

El E-learning se define como el aprendizaje mediante el uso de la Internet o Educación Virtual. Esta modalidad no puede confundirse con la simple utilización de la Web para comunicarse con un profesor u obtener información por Google y presentarla en un trabajo.
 
Aunque estos usos son otra de las posibilidades de la red, el E-learning no se limita a ellos: los contenidos y los medios de interacción entre profesores y estudiantes están adecuados para permitir el máximo de comprensión entre las partes.

“Es diferente cuando a uno le explican de frente a cuando lo hacen por un foro o por correo, o le dan las instrucciones de un trabajo en un párrafo”, explica Silvia Juliana Páez Bayona, estudiante de Comercio Exterior de la Universidad Santo Tomás de Aquino (Usta) de Bucaramanga.

Existen plataformas adecuadas para el E-learning, en las que la edición de contenidos está acomodada a las características del medio, pues la única diferencia entre la Educación Virtual y la convencional es la forma que se utiliza para soportar los conocimientos y para transmitirlos.

Las más conocidas, entre otras, son WebCT (Web Course Tools o Herramientas para Cursos Web), una plataforma comercial, y Moodle, que es la más popular y usada, por ser libre (de acceso gratuito) y tener características versátiles.

La gestión viene de arriba
En Colombia, el Ministerio de Educación ha impulsado la implementación de las TIC desde el año 2003 con el proyecto Revolución Educativa Colombia Aprende (www.mineducación.gov.co), como elemento fundamental en el proceso de desarrollo del país.

Por ello, motiva a las instituciones, especialmente las de educación superior, a fin de que implementen programas en los que incluyan este tipo de instrumentos.

Según cifras del Ministerio, la meta para el 2006 era que 660 programas aplicaran objetos virtuales, número superado por amplio margen: 972 es el resultado hasta septiembre de este año.

Esta entidad también apoya la instrucción de tutores capacitados en Ambientes Virtuales de Aprendizaje mediante la Red Virtual de Tutores, RVT (tutorvirtual.utp.edu.co), un espacio creado en conjunto con la Universidad Tecnológica de Pereira y Metacursos (institución especializada en el tema).

La idea es promover el proceso de capacitación ofrecido a docentes de educación superior en manejo de estas herramientas y procurar la interacción entre tutores para consolidar una red de comunidades virtuales.

Hasta el momento, 1.587 tutores han sido capacitados en el manejo de estos medios, aunque la meta era que 4.100 estuvieran preparados para este año. Cada día la apuesta del Gobierno nacional por las nuevas tecnologías es mayor y eso lo demuestran los proyectos a largo y mediano plazo.

Para el futuro de la educación es preponderante el desarrollo de las TIC, y por ello se planean iniciativas como las comentadas por el ex rector de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB) Gabriel Burgos Mantilla: “fue muy clara la política que presentó el viceministro y es que el Gobierno va a financiar 100 programas virtuales en estos cuatro años a universidades colombianas, porque ellos están convencidos de que es una oportunidad para el país, y eso que no sabemos qué nuevos desarrollos tecnológicos van a darse, los cuales permitirán que sea todavía más eficiente la educación virtual”, indicó.

Enseñanza on-line, el tablero y el mouse
“Si el gobierno impulsa los proyectos, las universidades también avanzarán con estas medidas”, comenta María Mercedes Ruiz Cediel, coordinadora de UNAB Virtual, portal de E-learning catalogado como el mejor sitio Web E-learning de Colombia el pasado 22 de septiembre en la entrega de los premios Colombia en Línea.

La página ofrece, además de carreras virtuales de pregrado y posgrado, apoyo a la educación presencial, a la que alumnos de todos los programas de la Universidad pueden acceder si se solicita la apertura de un aula virtual.

“La mayoría de los estudiantes consideran que este apoyo les ayuda a organizar mejor su tiempo”, anota Ruiz Cediel. Esto puede considerarse como una consecuencia de la estructura de las plataformas, en la que todo está visiblemente controlado, como los accesos a los foros o los plazos para enviar los trabajos.

Además, la información pertinente se puede encontrar “colgada” allí en cualquier momento. “Lo bueno es que tu puedes dar ideas inmediatamente y la información la puedes conseguir de una”, explica Páez Bayona, aunque asegura que a veces la plataforma puede tener fallas, que nunca faltan cuando se trabaja con computadores.

A pesar de los obstáculos, la implementación de las nuevas tecnologías se está impulsando incluso desde la enseñanza básica y media. En Bucaramanga, son pocos los colegios que aplican un apoyo virtual en sus metodologías y los que lo hacen son, más que todo, los privados.

Sin embargo, algunas instituciones de escasos recursos también se están integrando a la “onda” virtual. Ejemplo de ello es el programa Atees (Actualización en Tecnología y Educación para Escuelas Secundarias de Latinoamérica), que es liderado en Colombia por la UNAB y creado por Related (Red Latinoamericana de Tecnología Educativa), en la que los profesores y alumnos crean sus propias herramientas virtuales, con el apoyo de tutores especializados.

“Esto es un ejemplo de que los maestros sí se están conectando”, expone Ruiz Cediel y agrega que “muchas cosas están pasando en este campo, lo importante es difundirlas”.

Otras formas de usar la red
“Desde mi opinión, el problema es que los jóvenes lo que conocen primero de la Internet es el chat y no ven que la red tiene muchos más usos”, comenta la coordinadora de UNAB Virtual.

Ésto es comprobable al ver que lo primero que la mayoría hace al ingresar es abrir el Messenger o entrar a una de las salas de chat que rondan la Web. Pero, por otra parte, al navegar por las incontables páginas se pueden encontrar cursos virtuales, como los que ofrece el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, y con los que miles de colombianos se benefician.
Y también, aunque menos difundidas, se encuentran las carreras virtuales tanto de pregrado como de posgrado.

“Hay personas que piensan que se despersonaliza la educación, pero son factores estrictamente personales los que llevan a una persona a elegir la Modalidad Virtual”, manifiesta Gladys Lizarazo, directora del Campus Virtual UDES, una plataforma de Educación Virtual creada por ingenieros santandereanos que ofrece, además de apoyo a la educación presencial, programas virtuales.

“No elegimos una plataforma tradicional porque nos pareció que no tenían la edición de contenidos adecuada”, explica. Esta institución ofrece Libros Electrónicos Multimediales (LEM) creados específicamente para las características del medio por un grupo interdisciplinario que trabajó por 4 años para que este proyecto se hiciera realidad.

La mayor ventaja de esta modalidad es que se adapta al tiempo de las personas. “Los alumnos empiezan las carreras cuando desean, porque el modelo es muy flexible y el aprendizaje está garantizado por una investigación pedagógica previa”, expresa Lizarazo.

Además, la conexión a Internet se puede realizar desde cualquier lugar y en cualquier momento, con la seguridad de que un tutor va a estar acompañando la instrucción para cualquier consulta y que el profesor  va a estar “al pie del cañón”. Por ello, las restricciones para acceder a la educación están siendo superadas por la Web y día a día sus posibilidades son más útiles para todos los que quieran aprovecharla.

Ir al contenido