Los cuentos se tomaron a Bucaramanga

Ago 15, 2006 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Redacción 15

Público de diversas edades que se mostró encantado con la tradición oral estuvo acompañando la décima segunda versión del Festival Iberoamericano de Cuenteros, Abrapalabra, entre el 8 y el 12 de agosto, que se presentó en el Auditorio Luis A. Calvo, de la Universidad Industrial de Santander, UIS, pero que también se pudo apreciar en otros auditorios universitarios, colegios y salas de las bibliotecas acondicionadas para ello.

Antes de que el Festival fuera de orden iberoamericano se denominó “Ciudad de Bucaramanga”.

En 1992 sólo contaba con la presencia de artistas nacionales, pero a partir de 1995 incluyó cuenteros del ámbito internacional.

Mery Fuentes Sarmiento, una fiel asistente al evento cultural durante todas sus versiones, sostiene que “el impulso para venir al festival es el amor por la literatura y la tradición oral, ya que lo que más me impacta, desde que se incluyeron otros países es la gran riqueza que muestran en la tradición oral”, expresó.

Entre los cuenteros de este año, Mauricio Linares fue el encargado de abrir el telón, el martes 8 de agosto con sus historias imaginadas que hacen alusión a la realidad de la zona Pacífica colombiana y que tuvieron como protagonistas a los pescadores.

También estuvo en escena la brasilera Benita Prieto, quien narró cuentos de princesas encantadas y monstruos y el colombiano Reinaldo Ruiz con sus cuentos costumbristas, desarrollados en pueblos de la Costa Atlántica colombiana, quien dio rienda suelta a una variedad de cuentos garciamarquianos.

Durante los cinco días de presentaciones participaron 12 cuenteros más, de los cuales 6 eran colombianos. Los países de Brasil, Cuba, México, Argentina, Ecuador y España fueron representados cada uno por un narrador.

“Es muy gratificante contar historias porque me permite intercambiar con personas y culturas de  muchos lados, también me posibilita sentir y pensar como tantas personas que uno conoce”, aseguró Alberto Rojas, cuentero cartagenero que participó en el cierre del encuentro. 

Para Francisco ‘Pacho’ Centeno, fundador y director del Festival Abrapalabra: “En Bucaramanga está creciendo la escena cultural, pero infortunadamente existe un divorcio entre política y cultura”. En su concepto, “la palabra nos permite sentir la vida, soñar y conectarnos a todos los ámbitos del desarrollo cultural”.

Ir al contenido