Los profesores se le miden a Ondas

Ago 8, 2006 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.
Buscando incentivar entre los rectores y docentes de los colegios el espíritu investigador para que ellos a su vez sean motivadores entre sus alumnos, el miércoles 2 de agosto se llevó a cabo en la Universidad el encuentro “Construcción de la comunidad Ondas Santander” convocado por la Dirección de Investigaciones y al que asistieron educadores de 23 instituciones públicas y privadas de Santander. El evento forma parte del trabajo de difusión del Programa Ondas promovido por Colciencias y coordinado en el departamento por la UNAB; este año, Ondas trabaja con 133 proyectos de investigación que desarrollan 31 colegios de 17 municipios y los dos preestructurados: “Nacho y Luna en la onda de los Derechos” y “Ondas ambientales” que se desarrollan en colegios del Área Metropolitana de Bucaramanga.

Miguel Ángel Hernández Rey, docente de la Facultad de Ingeniería Financiera y representante de la Dirección de Investigaciones en Ondas, manifestó que “la UNAB pretende fortalecer la figura del docente a fin de que los resultados de Ondas sean exitosos. En este momento tenemos 133 proyectos registrados de niños y jóvenes de diferentes colegios del departamento; entonces el papel que desempeñan los rectores, maestros y asesores que trabajan con ellos, es fundamental para el éxito de esa cultura que estamos sembrando: que se desarrolle la investigación desde la cuna”.

Para Piedad Santos, rectora de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga, el Programa avanza positivamente. “Ahora hay más acompañamiento, mayor seguimiento a la estructuración de los proyectos y apoyo económico, pero aún falta irradiar más esa acción en todos los profesores, porque cuando un profesor poco se vincula con los procesos pedagógicos debemos buscar la forma de que conozca los proyectos y les encuentre los beneficios, para que se convierta en un líder en su plantel”.

“Los profesores que están comprometidos con Ondas son pocos, infortunadamente muchos de los que trabajan en colegios oficiales, están como maestros, no aportan innovaciones, no dan tiempo extra de sus horas laborales, entonces debemos empezar por motivarlos para que caigan en la cuenta de que la educación debe cambiar y que se debe generar en el niño el gusto por la investigación”.

Ir al contenido