Lozano no cambia a Uribe por nadie

Feb 15, 2010 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Pastor Virviescas G?mez
pavirgom@unab.edu.co

Juan Lozano es uno de los principales escuderos del presidente ?lvaro Uribe V?lez y ahora encabeza las huestes del llamado Partido de la U que aspiran a conservar las mayor?as uribistas en el desprestigiado Congreso de la Rep?blica.

Reconocido a leguas por su talante pero tambi?n por su inmensa nariz -aunque no tan larga como la de Juan Manuel Santos-, Lozano se compromete a mantener en alto el nombre de su tambi?n gran amigo Luis Carlos Gal?n, de quien fuera su secretario privado.

Lozano, abogado y periodista que perdi? con ?Lucho? Garz?n la Alcald?a de Bogot?, asegura que si es elegido proceder? ?con toda honradez, con toda rectitud, con toda sujeci?n a los valores?.

?El d?a del crimen de Gal?n hice el juramento para el resto de mi vida de honrar el legado de un hombre al que asesinaron por enfrentar la criminalidad en la pol?tica y por estar luchando para darnos un pa?s mejor. Esa es la raz?n de ser de mi batalla pol?tica?, insiste este ?cachaco? que espera que ?la gente buena me permita llegar al Senado y servirle a este pa?s?.

?C?mo fue esa voltereta de Cambio Radical al Partido de la U?

Yo segu? en lo que estaba apoyando a Uribe. Cambio Radical cambi? la posici?n que ten?a de respaldo al presidente Uribe. Yo sigo donde estaba: apoyando al presidente.

Usted le dijo a lasillavacia.com, que su principal tarea es recuperar la dignidad del Congreso de la Rep?blica.

?Asistiremos a un nuevo cap?tulo de ?Misi?n Imposible?? Porque el tambi?n candidato Felipe Zuleta Lleras (L) compara al Parlamento con una alcantarilla y dice que all? abundan las ?ratas?.

Sin duda el Congreso de Colombia vive el peor momento institucional de toda su historia. Vamos a completar un cuatrienio en el que cerca de noventa congresistas han renunciado, han sido investigados, encarcelados, condenados? en una situaci?n bastante dram?tica. El pa?s para avanzar necesita leyes justas que le sirvan a la gente, y no se podr?n hacer buenas leyes si no hay buen Congreso, y no hay buen Congreso si miramos con desd?n o con indiferencia o con asco lo que sucede en el Congreso. Lo que hay que hacer es meterse, dar la pelea, recuperarlo. Es igualito que si en la cocina de su casa en un caj?n le aparecen cucarachas. Si usted dice ese el caj?n de las cucarachas, dej?moslo cerrado, un d?a las cucarachas invaden toda su cocina. La ?nica respuesta adecuada es meterse. Recuperarlo. Lograr que para los colombianos el Congreso funcione. Es limpiar el caj?n e instalar gente nueva all?. Por eso me he puesto esta tarea, por eso a la gente hay que decirle entre m?s desprestigiado est? el Congreso, m?s urgente es que gente buena llegue all?.


?Su tarea es adelantar la avanzada de ?lvaro Uribe III o de su sucesor para que? pueda seguir gobernando a sus anchas y defendiendo la pol?tica de Seguridad Democr?tica?

Tenemos que depurarlo y llevar gente nueva al Congreso. Siendo el Partido de la U y el uribismo la principal fuerza pol?tica en Colombia hoy, se requiere que tenga gente virtuosa en las mayor?as del partido. Yo voy por la mayor?a dentro de la mayor?a. Y voy a construir esa mayor?a, Dios mediante, con el apoyo de los colombianos buscando un planteamiento de relevo pol?tico. Por eso cuando tomo la decisi?n de ir al Congreso no hago acuerdos con ning?n representante que actualmente tenga curul, y hay unos que son buenos, pero tomo una postura que consiste en desarrollar nuevos liderazgos, buscar gente totalmente impoluta y descontaminada que quiera servirle a su regi?n y construir una dirigencia de recambio. Ese es el ejemplo en Santander de Mauricio Carvajal, un joven profesional, capaz, honesto, con una buena hoja de vida, que no ha participado de la pol?tica parlamentaria, que no ha robado en contratos, que no ha estado metido en roscas?

?Tampoco es concesionario de carreteras?

No es concesionario de carreteras, y buscar que ?l tenga un espacio para que lo respalden los santandereanos con criterio libre y voto de opini?n. ?l no anda con una mochila comprando votos; anda con su hoja de vida y con sus propuestas. Eso lo estoy haciendo en Santander con toda la convicci?n y lo estoy haciendo en todo el pa?s, en donde en medio de la batalla interna del Partido de la U tenemos avales para adelantar este proceso.

?En los pueblos y ciudades intermedias la gente tiene el criterio para saber por qui?n va a votar y escoger entre las figuras nuevas que aparentemente no tienen tantas ma?as? ?O todav?a la gente sigue votando porque el ?cacique Pluma Blanca? dio la orden de hacerlo por tal o cual?

La influencia del caciquismo todav?a es fuerte. Los ?pluma blanca? que son muchos en muchos lugares influyen, pero el voto se ha ido desamarrando de los caciques. Eso tiene dos expresiones: una perversa y criminal, y es la desamarrada del cacique por la plata de otro cacique. Aqu? un mecanismo salvaje de desamarrar el voto ha sido el de la subasta de quienes compran votos o de quienes ofrecen prebendas. Eso dolorosamente sucede. Pero hay otra manera y es que finalmente el tarjet?n es un inmenso espacio de libertad porque ah? est? uno solito, frente a su consciencia, marcando lo que ella le dicte. Me pas? hace poco en Soacha. En una reuni?n aparece una se?ora que me dice que le caigo bien, que quiere votar por m?, que es madre cabeza de familia, con cuatro hijos y no tiene con qu? darles de comer, pero yo no le estoy ofreciendo nada por su voto, mientras hay alguien que le est? dando sesenta mil pesos, y me pregunta qu? hace. Entonces le hice una consideraci?n a cerca del delito electoral y la obligaci?n de denunciar, y luego le dije desde una perspectiva m?s humanitaria: si sus hijos no tienen con qu? comer y a usted alguien le est? ofreciendo sesenta mil pesos, rec?baselos se?ora, y c?mpreles la comida a sus hijos, pero vote por m?, porque ?se que le est? ofreciendo esa plata o ya se los rob? y lo que est? haciendo es volviendo a invertir para robar m?s, o est? haciendo un avance para llegar a un espacio de poder y empezar a robar.

Creo que la gente est? rebel?ndose y se lo digo a usted: si a la gente le ofrecen, la gente recibe, y es una condici?n natural, pero ojal? voten en consciencia. Me contaron que una campa?a del Atl?ntico se volvi? eslogan, y no era por mi apellido, ?est?rales la mano y vota por lo sano?. Y eso es lo que la gente tiene que pensar, c?mo en este momento que est? en juego el pa?s de sus hijos, las leyes de educaci?n, vivienda, empleo e impuestos de su futuro, escoge gente que sea capaz de defenderlo con rectitud y honestidad.

Usted fue secretario privado del caudillo santandereano Luis Carlos Gal?n Sarmiento, quien pr?cticamente muri? en sus brazos cuando fue tiroteado por el narcotr?fico con la ayuda de algunos pol?ticos en la plaza de Soacha (Cundinamarca). ?Gal?n estar? tranquilo con la trayectoria pol?tica del uribista Juan Lozano?? ?Usted mantiene en lato las banderas del galanismo?

Sin duda. Todos somos seres humanos y podemos cometer equivocaciones, pero la rectitud de consciencia, la firmeza en mi proceder pol?tico ha sido una norma que es un tatuaje en mi vida. Ese d?a me hice un juramente para el resto de mis d?as de honrar ese legado de Gal?n, y lo he hecho as?. Puede que cada postura m?a genere malquerientes u opiniones diversas, pero lo que la gente debe que saber es que lo hago con la convicci?n de que correctamente estoy obrando.

?Cu?les fueron sus principales logros como Ministro de Medio Ambiente y Vivienda de este Gobierno?

En vivienda, recib? un Ministerio que ten?a un presupuesto escas?simo de 150 mil millones de pesos, que crec?a como a un cinco por ciento anual. Es decir, lo hubiera entregado con 180 mil millones, pero lo entregu? con 900 mil millones. Por cada peso de subsidio que se entregaba, al t?rmino de mi gesti?n se entregaban seis. Generamos una nueva herramienta para construir vivienda social a gran escala: los macroproyectos de vivienda. Liberalic? el Fondo Nacional de Ahorro para que no fuera s?lo para los funcionarios p?blicos sino que pudiera romper un poco esa barrera perversa del acceso al cr?dito en Colombia que s?lo los que tienen plata son beneficiarios para tener m?s plata y que para que a alguien le presten plata requiere demostrar que no la necesita. Con una frustraci?n inmensa en Santander con lo que pas? y sigue pasando con los damnificados de la ola invernal en Gir?n, pero con un balance muy importante en vivienda.

En agua no exist?a el sector de agua potable, ni siquiera hab?a Viceministerio de Agua y yo cre? ese Viceministerio con cero grasa burocr?tica. Lider? una reforma constitucional para generar una transferencia de recursos para el agua que hoy vale un bill?n de pesos al a?o. Establecimos una estrategia nacional con planes departamentales de agua, diagn?sticos de la situaci?n de agua en todo el pa?s y priorizaci?n de obras. Eso est? en curso y con una estrategia de blindaje que montamos con el procurador Maya Villaz?n para que no se roben la plata del agua.

En medio ambiente multiplicamos por ocho veces el presupuesto de Parques Nacionales; pusimos en el centro del debate la discusi?n ambiental en Colombia. El Ministerio adquiri? relevancia como un ente coordinador de asuntos relativos al progreso y a la identidad del pa?s. Al Ministerio muchas veces lo trataron como un Ministerio subalterno. Entonces mandaban primero los buld?zeres y luego que le preguntaran al Ministerio que parece que falta una autorizaci?n. Las licencias ambientales eran como un asunto de tr?mite. Hoy la pol?tica energ?tica, vial, de transporte, hotelera, industrial del pa?s pasa por una reflexi?n, y eso no era as?.

?El columnista Daniel Samper Ospina se mofa de usted y de su nariz m?s que aguile?a para decir que le gustar?a ser ministro de Medio Ambiente de Uribe para tener escoltas y no hacer mucho esfuerzo?

Cuando me nombraron me llam? una t?a que me quiere mucho a felicitarme por el nombramiento. ?Mijito, felicitaciones, te nombraron ministro?. Gracias, t?a. ?Mijito, estamos felices aqu? en la casa, rezamos por t??. Gracias, t?a. ?Mijito, ?de qu? fue que te nombraron ministro?? De Medio Ambiente, le digo, y ella reacciona indignada: ?Mijito, ?c?mo as?? ?es que Uribe no ten?a nada bueno para darte? ?tanto ayudarle a Uribe para que te salga con ese Ministerio?? Ese era el criterio de lo que hab?a en Medio Ambiente y lo volvimos una entidad relevante, fuerte, con plata, con capacidad de gesti?n y liderazgo.

Lo que hay que hacer con ese Ministerio es mantenerle ese sendero para que Colombia se enamore de lo que es ?nico en este pa?s: su biodiversidad. Camisetas, empaques, gaseosas, los pueden maquilar en cualquier parte del mundo, pero el ?nico pa?s que tiene la condici?n de biodiversidad propia, el de mayor biodiversidad por kil?metro cuadrado en el planeta, es Colombia. El ?nico que tiene la mayor cantidad de colibr?es, mariposas, batracios?

?Incluye ?sapos? y ?lagartos??

Tambi?n, incluidos los que est?n clasificados y los que no lo est?n. Eso es lo que tiene Colombia.

?Pero eso para qu? sirve, aparte de esos correos de tanto en tanto circulan haciendo una relaci?n de bichos a manera de consuelo y de nacionalismo barato?

Sirve para generar ciencia, investigaci?n, riqueza e inversi?n. Hace poco estuvo en Colombia el Nobel Eric Kibian, que dirige un centro de investigaci?n en Harvard, y en su ?ltimo libro demuestra como para salvar la vida de decenas de miles de personas en el mundo hay un venenito que viene de una rana y esa rana es colombiana. Lo que vale el acceso a la riqueza biodiversa, la tenemos que defender con ardent?a. Lo que representa hoy para el mundo un pa?s que conserva selva amaz?nica, selva h?meda pac?fica, todo nuestro sistema de parques naturales. Para que la humanidad no se acabe, se requiere capturar el CO2 y los gases de efecto invernadero, y el pa?s con mayor potencial para hacerlo en todo este hemisferio es Colombia. Eso es lo que toca pensar hoy para desempantanar la discusi?n nacional, para salir de la parapol?tica, del rollo cotidiano del referendo? hay que pensar en una agenda a futuro para recuperar pa?s.

?Le arden las orejas a Juan Lozano cuando Belisario Betancur o cualquier habitante de Barichara se levantan en las ma?anas y saben que solamente tienen media hora de agua para ba?arse y preparar sus alimentos, a nombre del Fen?meno del Ni?o y de la improvisaci?n de tantas autoridades locales, departamentales y nacionales?

No s?lo me arden las orejas sino que me hierve la sangre, porque lo que ha pasado en Colombia en Colombia con la falta de agua no es solamente falta de recursos, sino tambi?n falta de rectitud, pulcritud y honestidad en el servicio p?blico. Quibd? (Choc?) no tiene agua no porque haya faltado plata para su acueducto, sino porque se la han robado varias veces. Y faltaba una pol?tica estructural de agua potable y lo que hicimos en este camino fue justamente montar esa pol?tica que permita tener una ejecuci?n de las obras m?s importantes. Falta mucho, claro, a m? me duele y cuando uno participa del servicio p?blico se angustia porque los tiempos de ejecuci?n de obras son demorados, pero a eso hab?a que ponerle un rumbo y vamos en ese camino.

Tambi?n me da sobre todo dolor por la falta de consciencia ambiental que no ha protegido los acu?feros y las f?bricas de agua, y piedra y dolor por todo lo que se robaron.

?Usted fue de los b?rbaros que aprob? el asesinato del hipop?tamo Pepe o se opuso?

Me opuse y me pareci? ins?lito que eso hubiera sucedido. Yo ya no era ministro. Adem?s cuando vi la foto en El Tiempo sent? que es una de las fotos m?s ofensivas que yo haya visto publicadas. Todo un batall?n del Ej?rcito como si fuera motivo de orgullo dispararle a un hipop?tamo y los soldados poni?ndoles los pies encima. Ah? creo en la coherencia con un principio universal del medio ambiente que es el de conservar, no matar. Si ese animal estaba identificado hab?a que hacer un llamado pidi?ndoles a los parques zool?gicos, de atracciones o a quienes pudieran tener inter?s en el hipop?tamo que nos ayudaran a adoptarlo, y sino tampoco es cierto que era una operaci?n complej?sima volverlo a llevar.

?Por lo menos el empresario William V?lez que se ha beneficiado tanto de los contratos que le ha dado el presidente?

Paso en esa respuesta. M?s bien, ?vio ese hipop?tamos que hace unos d?as mostraron en los noticieros de televisi?n con la boca abierta porque les estaban cambiando una calza? Yo dec?a, ese es ?el feroz Pepe?. Parec?a un Franch poodle consentido por una ni?ita.

?No era la mascota de Ernesto Samper?

No, ese era elefante. Esa s? es una variedad m?s peligrosa, porque no hace sino destruir gobiernos, llevarse por delante instituciones, pero ese cap?tulo tambi?n est? cerrado.

Crimen de lesa humanidad el asesinato de Gal?n hace m?s de veinte a?os. ?En qu? va a parar esa historia? ?Impunidad como en todos los casos?

Espero que no. Usted lo dijo al comienzo y yo comparto esa apreciaci?n: a Gal?n no lo mataron solamente unos gatilleros, sino una confabulaci?n de carteles del narcotr?fico y pol?ticos. Gal?n levant? una voz que si el pa?s hubiera atendido nos habr?a ahorrado todo lo que fue el fortalecimiento de la guerrilla y el paramilitarismo con el dinero del narcotr?fico. Cuando Gal?n empez? a advertir sobre el narcotr?fico le dec?an que era un loco, un apocal?ptico, que todo eso era una fantas?a, y resulta que Gal?n ten?a toda la raz?n. Ese magnicidio no puede quedar impune. La consideraci?n de delito de lesa humanidad es la correcta y hay que ver c?mo avanza la investigaci?n. El fiscal general ha avocado el conocimiento del caso, retir?ndoselo al fiscal que lo llevaba y quien hab?a llamado al general (Miguel Alfredo) Maza al proceso, no s? qu? rumbo va a tomar.

Proceso 8.000: ?le cree m?s a alias ?Rasgu?o? o a Horacio Serpa?

No he sido serpista. Me he enfrentado a las tesis de Serpa, he controvertido con ?l y no lo apoy? en ninguna de sus campa?as presidenciales, pero no creo que Serpa sea ni deshonesto ni asesino. Creo que Serpa es un hombre de convicciones muy firmes en su talante liberal. No he compartido muchas de sus decisiones pol?ticas, pero me resulta muy dif?cil creer que Horacio Serpa es un asesino o un c?mplice de asesinatos.

?Qu? c?lculos hace para poder llegar al Congreso? ?Cu?ntos votos aspira obtener en Santander?

No lo s? porque no tengo mochila, no lo s? porque no tengo burocracia, no lo s? porque no tengo contratos, no lo s? porque no tengo una organizaci?n de viejo cu?o. Tengo entusiasmo, ganas, un equipo de gente joven, nueva, trabajadores. Siento que es respetable la opci?n de ?dgar Castellanos y que tiene todo su derecho a volverse a presentar el senador Marco Cort?s, pero siento que hay mucha U y mucho sentimiento de acompa?amiento al presidente Uribe que anda todav?a por ah? mirando cu?les son las opciones y creo que un grupo significativo nos va a acompa?ar. Pero soy malo para los pron?sticos. Yo no me gano ni la polla del mundial.

?Qui?nes lo financian? ?Los ?cacaos? Julio Mario (Santodomingo) y Luis Carlos (Sarmiento) lo han llamado a preguntarle cu?ntos millones quiere o ha tenido que rifar lechonas?

Mi campa?a se est? adelantando con cargo a un cr?dito que tom? con el Banco de Occidente, respaldado contra la reposici?n de los votos en primera instancia, y contra mi patrimonio personal, en segunda instancia, que es esencialmente vivienda y carros.

Hay mucha gente que todav?a mide a los congresistas por las obras en cemento que les puedan mostrar. ?Lozano a qu? se compromete?

Los congresistas tienen que luchar por las obras de las regiones que los apoyan y eso me parece leg?timo. Un congresista no puede ir impunemente a un pueblo, llevarse unos votos y olvidarse de los problemas de ese lugar. El congresista s? tiene que ser un vocero de los intereses de esos municipios. Si a m? una comunidad en Bucaramanga me apoya y el d?a de ma?ana necesita que uno levante una voz en nombre de ellos, uno lo tiene que hacer. Pero lo m?s importante es el compromiso con las tareas esenciales del Legislativo: trabajar en la producci?n de leyes justas que mejoren la condici?n de vida de los colombianos, que hagan menos injusto e inequitativo el Estado colombiano, que permitan oportunidades m?s amplias para la gente, y un control pol?tico muy independiente.

Yo he respaldado al presidente Uribe, pero por ejemplo creo que la moci?n de censura es un instrumento muy importante. El control pol?tico tiene que ejercerse con todo rigor. Sucede igual que con las personas que uno m?s quiere, porque cuando est?n obrando mal unos les dice, ojo, eso no est? bien.

Pero dice usted moci?n de censura y en esc?ndalo de Agro Ingreso Seguro no pas? nada con el ministro Andr?s Fern?ndez, que sali? toteado de la risa a celebrar con ?Uribito?. ?Puede prosperar ese mecanismo en este pa?s o es un contentillo?

Debe prosperar. La moci?n de censura es un instrumento necesario en una democracia para que los funcionarios sepan que se suben a los cargos y no son rueda suelta, y que est?n sometidos a una serie de principios y obligaciones, y que no basta con no incumplir la ley para hacerlo bien. No incumplir la ley es un presupuesto m?nimo; hay que garantizar ejecutoria y el recto camino.

Al Congreso le ha hecho da?o no haber metido nunca una moci?n de censura, porque les ha mandados a los colombianos la idea de que todo el Congreso es comprable, arreglable, manipulable, y por supuesto que eso no puede ser as?.

?La gente que vote por Lozano en Santander lo volver? a ver por estas tierras o ?los que se pisan y s?lo volver? a visitar a su hermano y hacer las fiestas que acostumbra hacer en un bar del Parque de las Palmas?

Yo no acostumbro hacer fiestas en un bar del Parque de las Palmas. Voy a un sitio a almorzar y a desayunar.

?Y las juergas?

No soy hombre de juergas. Me gusta cantar rancheras pero esta voz no me ha permitido progresar en mi carrera art?stica y por eso me he dedicado m?s a la c?tedra y a los discursos, pero vengo con la consciencia tranquila porque aqu? me vieron antes de ser candidato, en las buenas y en las malas. Cuando se present? la tragedia invernal en Puerto Wilches, all? lleg? Juan Lozano, y cuando hubo necesidad de defender el Parque de los Yarigu?es, all? llegu?, y cada vez que aqu? me requirieron, aqu? estuve.? No soy como esos pol?ticos que s?lo aparecen por primera vez a enterarse c?mo es una tierra en v?speras del tarjet?n. Aqu? me vieron trabajando y hace quince a?os mi hermano Camilo vive aqu?, pero el compromiso es mucho m?s profundo. Adem?s, con Mauricio Carvajal y el equipo que me acompa?a, nosotros s? estamos formando un nuevo liderazgo para Santander, y eso va a requerir perseverancia. Aspiro a que podamos elegir despu?s diputados y concejales de renovaci?n, que seamos una fuerza relevante a la hora de escoger el pr?ximo gobernador de Santander y los pr?ximos alcaldes.

Asegura usted que s? conoce a Santander, pero su sucesor en el Ministerio estuvo en octubre en esta ciudad y cuando le pregunt? por la respuesta a los damnificados de Gir?n, me respondi? que ya iban a comprar el lote, cuando este hab?a sido adquirido hac?a meses y s?lo faltaba la planta de tratamiento de aguas residuales. Pero mejor sigamos hablando de Lozano. ?Qu? opina usted de ese llamado a que los santandereanos no voten por gente de afuera sino por los paisanos? ?Nos comemos ese cuento o ser? otra artima?a m?s para apoltronarse en el poder?

Es explicable que se haga una campa?a que busque que la gente de Santander vote por quienes tienen arraigo aqu?. A un departamento como ?ste le llegan una cantidad de piratas de los votos que en su vida hab?an venido y en su vida volver?n. Lo que es equivocado es volverlo un dogma de fe porque hay mucho santandereano, ultrasantandereano, que le ha hecho da?o a Santander, que no le ha servido a esta tierra, que los ha traicionado, que ha frustrado las aspiraciones de los santandereanos, que no merece volver a recibir un voto. Entonces eso convertido en dogma implica que hay unos que no han servido, sig?moslos eligiendo porque su sangre es santandereana. Tambi?n es equivocado restringir el concepto a que su partida de bautismo est? asentada en un municipio santandereano. Es que santandereano es el que lleva esa sangre, pero tambi?n el que apoya, quiere y ayuda a Santander. No voten por gente que no ha demostrado compromiso con Santander.

?Al ministro de Protecci?n Social en Pereira le gritaron ?asesino?. ?Usted respalda los decretos de Emergencia Social o poni?ndose en el pellejo de los m?dicos que s?lo formular?n Loratadina para que no los castiguen, cree que se les fue la mano?

Empiezo por el final: creo que eso fue una equivocaci?n. El derecho a la libre prescripci?n de los m?dicos debe ser inalienable y el m?dico debe tener el criterio y ejercerlo en su receta, para formularle al paciente lo que requiere para recuperar su salud o para salvarle la vida. Eso fue un error y se corrigi?. El propio presidente Uribe condujo una sesi?n orientada a ese tema.

Aqu? hay una mezcla de errores y mala comunicaci?n. Por ejemplo se ha dicho que el sistema que consagra los decretos reduce el POS y no lo reduce. S? establece un piso y de ah? hacia delante hay que ganar. Si existiera alg?n deterioro, alg?n reversazo en el POS, yo ser?a el primero en estar en desacuerdo. Que los copagos se deben aumentar. Si la ingenier?a financiera de los decretos llega a conducir a que la gente m?s pobre aumente los copagos, yo estar?a en total desacuerdo. Me reun? con unos funcionarios del Ministerios para preguntarles estas dos inquietudes y me dijeron que no hay incremento del copago para la poblaci?n m?s pobre. Pero el tema de fondo es que hay que reestructurar integralmente la salud en Colombia. El presidente Uribe tiene un gran logro, que es el del aumento del aseguramiento, casi la universalizaci?n del aseguramiento. Pasar como de 23 millones de personas a 42 millones. Eso no sirve para nada si el carn?, si la evidencia del aseguramiento, no es tu pasaporte a que te den una buena salud y una buena atenci?n. Al sistema le falta una homogenizaci?n de la calidad y le falta meter en cintura a muchas entidades. Aqu? todav?a se nos sigue muriendo gente en los pasillos porque no la reciben. Mientras el tr?mite y el copago y el papeleo y la burocracia y el carn?, la gente se muere ah?. O el ?paseo de la muerte?: ?aqu? no lo recibo-aqu? no lo recibo-aqu? no lo recibo?. ?Eso es infame!

?Qu? han hecho el ministro Palacio y Mintransporte, Andr?s Uriel Gallego, para atornillarse en sus puestos y que llueva, truene o relampaguee no les pase absolutamente nada?

Hay unos avances importantes en los sectores de ellos y tambi?n han tenido dificultades significativas. A m? me resulta, adem?s por una raz?n casi de fraternidad, muy dif?cil hablar de quienes fueron mis colegas. Lo que creo con los dos sectores es que el Gobierno necesita cr?tica. Los gobiernos necesitan que la opini?n p?blica sea beligerante frente a la gesti?n administrativa y ese es el ?nico mecanismo real para poder acertar en las pol?ticas p?blicas: que la opini?n y los beneficiados o afectados tengan la guardia muy en alto.

Si su hija le llega ma?ana con cien mil pesos de aporte a su campa?a producto de la recompensa por haber ?echado a la olla? a un compa?erito que le cae gordo, usted no dice ni m? o la reprende?

Mi hijita Mar?a, de ocho a?os, es la luz de mi vida y ella es informante de lo que pasa en Cartoon Network y en los programas infantiles. No, esa es una discusi?n que qued? abierta acad?micamente y es delicada. Personalmente pienso que es bueno mantener la Academia al margen, los colegios y las universidades al margen de estos asuntos.

Usted trabaj? en El Tiempo de los Santos, ahora de los espa?oles de Planeta. ?C?mo le cay? la noticia de que en pleno d?a de cierre de la revista Cambio -que ha destapado tantos esc?ndalos de este Gobierno- llamen a su director Rodrigo Pardo y le digan ?ya no v?is? y de una vez cierren el peri?dico Hoy?

O? con tristeza el relato de Mar?a Elvira Samper. Me sorprendi?, Pastor, yo no pens? que eso fuera a pasar. Me duele que se cierre un medio de comunicaci?n y para mi sorpresa le o? a Mar?a Elvira que Cambio no hab?a dado p?rdidas sino utilidades el a?o anterior. Pareciera, seg?n lo que ella dijo, que no hab?a un argumento simplemente contable. Me dio mucha tristeza adem?s porque estuve con Mar?a Elvira casi hasta la medianoche del 31 de diciembre del a?o 2006 (sic) cuando se cerr? el noticiero QAP, donde yo era su asesor. A las ocho de la noche recibimos una llamada de (Gabriel) Garc?a M?rquez, que era el socio principal de QAP, y nos dio una voz de est?mulo para seguir hacia delante haciendo periodismo libre a?n sabiendo que esa noche se cerraba QAP porque el noticiero hab?a tenido la dignidad de no volverse a presentar a la licitaci?n. Esa jornada la vivimos con Dar?o Fernando Pati?o, Darcy Queen, Jorge Alfredo Vargas e In?s Mar?a Zabara?n. A mi se me devolvi? la pel?cula y le pas? por segunda vez a Mar?a Elvira que un medio que libremente estaba obrando y que lo hac?a bien. Me parece sano que exista una revista que destape, que denuncie, que ataque. Se hace un da?o cada vez que se cierra un medio de comunicaci?n.

Lo del diario Hoy entiendo que es distinto porque se lo devor? un peri?dico que se llama ADN, que no tiene nada que ver con el partido ADN?

?El partido de Carlos Moreno de Caro, ese parlamentario tan cuestionado, que fue embajador de Uribe en Sur?frica y que declara con orgullo que se parece mucho al presidente? ?Ser? as? de fatal Uribe que Moreno de Caro se le parece?

No se parece en nada, lo que pasa es que Moreno de Caro va con la libertad que tiene cualquier colombiano a los consejos comunitarios y el que quiera del Partido Liberal o del Polo ir a ellos, puede.

?S?, pero uno sabe a qu? ?amigos? invita a sus fiestas?

Pero es que como a esa fiesta puede ir cualquier amigo.

Claro, y si es ?Uribito? Arias le dejan hablar quince minutos, pero si es Rafael Pardo o alguien de la oposici?n ni lo dejan arrimar?

Pardo pudo hablar. En ese proceso no se necesitaba haber generado ese conflicto y el doctor Rafael hubiera podido ir, pero me pareci? bien que fuera.

?En estos d?as me busc? un decano universitario para decirme que estaba ofendido por el trato que le dieron a Uribe en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, donde el rector y tres profesores le ?cantaron la tabla? y le plantearon cosas como que el hermano del Ministro del Interior y de Justicia est? en la c?rcel. ?Ser? que a Uribe ya no se le pueden formular preguntas porque los ?furibistas? se ofenden?

Tienen todo el derecho a hacer las preguntas. Uribe es un tipo que tiene un talante de confrontaci?n. El presidente se aburre en las entrevistas que lo elogian, lo halagan y lo aplauden. Uribe es un hombre de controversia. Ahora, Jos? Fernando Isaza no obra como rector a veces sino como jefe pol?tico. ?l es un hombre inteligente y muy capaz, beligerante en su posici?n antiuribista como que fue uno de los ide?logos de la campa?a de Carlos Gaviria (Polo) y ?l a veces confunde el rol de ser un acad?mico con el de ser un activista pol?tico. Digamos que la militancia en todos los casos es buena, lo que pasa es que hay que reconocer cuando obra no con la serenidad del acad?mico sino con la pasi?n del pol?tico, as? lo disimule con su hablar pausado y con su lenguaje erudito.

?Uribe jugar? limpio as? el concepto de la Corte Constitucional sobre el referendo reeleccionista le sea desfavorable? ?No ser? un ?Fujimorito? en potencia? ?No se saltar? las instituciones en aras de lo que ?l ha llamado el ?Estado de Opini?n? que para ?l es superior al Estado de Derecho?

Pero no es para vulnerar el Estado de Derecho. El ?Estado de Opini?n? es la b?squeda de la expresi?n libre de la ciudadan?a. Pero Pastor, el presidente Uribe es un hombre de las instituciones. Yo estuve reunido con ?l largas horas y me dijo que ?l proceder? con prudencia para que las instituciones se desarrollen y desarrollen libremente sus funciones y competencias. La comparaci?n de Uribe con (Alberto) Fujimori, que la oigo con frecuencia, omite la historia de Uribe que ha respetado instituciones y acata las decisiones que tomen. Estoy seguro que si el fallo de la Corte es un fallo adverso al referendo, el presidente lo acatar? con absoluta serenidad republicana y si es un fallo favorable al referendo de igual manera proceder? y ah? tomar? su decisi?n de si se presenta o no se presenta.

?Recuerda ese Uribe de agosto de 2002 que prometi? convertirse en el primer soldado y acabar la guerrilla de las Farc? ?Por qu? esa culebra -como ?l la llama- sigue viva?

Porque es que estaba demasiado arraigada. Los operativos en las zonas donde estaba el Secretariado de las Farc han sido intensos en condiciones pr?cticamente imposibles de acceso. Es lent?simo recuperar el territorio, pero hay una contundente acci?n en el balance general. Es que esa culebra estaba muy metida y lleva cuarenta a?os. Esa culebra tiene muchos tent?culos y ha asfixiado muchos gobiernos. En eso vamos ganando, pero no hemos ganado porque todav?a hay mucho por hacer. Uribe encontr? un pa?s que era fuertemente controlado en unas zonas por la guerrilla y en otras por los paramilitares, y lo que ha tratado de hacer es sim?tricamente enfrentar las dos y combatir la matriz del financiamiento que es el narcotr?fico, pero todav?a falta y falta bastante.

?Sostuvo usted en una entrevista a lasillavacia.com que dentro del Partido de la U, Lozano es de ?un sector distinto al de Jos? Obdulio Gaviria y que representan algunos senadores?. ?Aparte de que usted no es primo del capo Pablo Escobar Gaviria, en qu? se diferencia de Jos? Obdulio?

Primero, en la forma de defender las ideas. Jos? Obdulio es un hombre muy brillante de la provocaci?n, de la controversia, mientras yo construyo consens

Ir al contenido