Medicina UNAB, acreditada por seis años

Jun 15, 2010 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.

La Resolución, firmada por la Ministra, Cecilia María Vélez White, le fue entregada al rector de la UNAB, Alberto Montoya Puyana, por el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, y el viceministro de Educación Superior, Gabriel Burgos Mantilla, durante el inicio simbólico de construcción de la Zona Franca Permanente Especial de Servicios de salud en Santander, Fosunab, el jueves 3 de junio.

El MEN tuvo en cuenta el concepto emitido por el Consejo Nacional de Acreditación (CNA) en su sesión de los días 27 y 28 de mayo: “Se ha demostrado que el Programa de Medicina de la Universidad Autónoma de Bucaramanga con domicilio en la ciudad de Bucaramanga, ha logrado niveles de calidad suficientes para que, de acuerdo con las normas que rigen la materia, sea reconocido públicamente este hecho a través de un acto formal de acreditación”.

De los aspectos positivos que tuvo en cuenta el CNA, destacó siete en la Resolución: “El cuerpo docente conformado por 128 profesores, de los cuales 16 están vinculados a término indefinido, 61 a término fijo y 51 hora cátedra, de los cuales el 70% son especialistas y el 16% tienen maestría”, “El funcionamiento de cuatro grupos de investigación, tres en categoría B y uno en A1 de Colciencias”, “La revista MedUNAB, creada por iniciativa de los estudiantes hace diez años, e indexada en categoría B de Colciencias” y “La baja deserción en el Programa (2%)”.

El documento también destaca “Los recursos de laboratorio para Ciencias Básicas”, “La adecuada estructura física y plan de inversión permanente en la misma y en tecnología” y “El modelo de trabajo desarrollado por la Universidad con el Hospital del Norte en el que la Universidad se encarga de la asistencia y la dirección del hospital de la administración lo cual permite un buen funcionamiento del convenio docente asistencial”.

De igual forma, la Resolución contempla los siguientes aspectos por mejorar: “Continuar incentivando las publicaciones en revistas indexadas nacionales e internacionales, para incrementar la visibilidad de los grupos”, “Incrementar la relación de los profesores con otras comunidades académicas mediante pasantías, cursos, etc.”, “Aumentar la oferta de cursos opcionales y electivos para los estudiantes”, “Fortalecer la movilidad nacional e internacional de estudiantes y profesores”, “Estudiar y establecer estrategias para disminuir el alto rezago de estudiantes en los primeros semestres” y “Mejorar el espacio asignado a los profesores para su trabajo individual y para el desarrollo de los grupos de investigación”.

Programa de excelencia

La vicerrectora Académica, Eulalia García Beltrán, manifestó que la Acreditación es un “paso grande” que da la Facultad en cuanto al reconocimiento de su ciclo de vida que ha transcurrido con excelencia.

“Cuando iniciamos la Facultad hace 14 años hicimos la alianza con la Foscal y ahora, cuando han transcurrido todo ese tiempo, nos damos cuenta de que estamos haciendo las cosas bien, que el Programa ya tiene otro ciclo vivido y que merecía ese reconocimiento público. Es muy orgulloso saber que recibimos el más alto número de años que el CNA y el MEN otorgan a una Acreditación de Alta Calidad y yo que quiero tanto el Programa, porque fui la directora del proyecto y ayudé en su gestación, sé que el Programa y sus aliados son excelentes y que es un hito en Bucaramanga y el país, porque estamos haciendo cosas de gran talla”.

García Beltrán hizo énfasis en cuatro factores que considera son los que marcan la diferencia con otros programas similares.

“Su currículo es actualizado, integrador y reconoce la importancia de formar desde los primeros niveles médicos que sepan de básicas pero que también vayan integrando la clínica acorde con todos los requerimientos de la Ley 100. El segundo factor es la sinergia que hay en los laboratorios porque las materias son integradas, en la UNAB se integra la Medicina desde el primer momento de pupitre”.

“El tercer factor -continuó la vicerrectora-, tiene que ver con los profesores. No hemos escatimado esfuerzos en buscar la mejor gente, en tener un número idóneo de docentes y en cumplir con los altos estándares de calidad que exigen, y el cuarto factor son los aliados que son de alta calidad: La Foscal, los hospitales del Norte y Erasmo Meoz, y la Clínica Isnor. Todo esto, sumado a la concepción humana y ética que apoyadas en lo científico y en lo disciplinar, hace del ser médico de la UNAB un ser integral”.

Dijo que luego de la Acreditación de Medicina, la Universidad continuará trabajando en pos de lograr la Acreditación Institucional.

“Queremos tener ese sello de calidad que apenas 15 universidades de Colombia han logrado y que nosotros estamos en el camino de hacerlo; para la Facultad de Ciencias de la Salud viene un momento de suma importancia que es la consolidación de los posgrados clínicos, y para los otros Programas, seguir trabajando para que en un futuro cercano logren acreditarse internacionalmente”, concluyó la vicerrectora Académica.

Trabajo en equipo

La decana de Ciencias de la Salud, Luz Marina Corso Morales, afirmó que la Acreditación significa el reconocimiento de la calidad de los procesos académicos, de investigación y de extensión que se realizan en el Programa de Medicina. “Es el reconocimiento a la excelencia del cuerpo docente, de los escenarios de práctica, de los laboratorios, de la planta física y en general de los recursos de apoyo a la docencia. Desde el momento de creación del Programa se ha venido trabajando en procura de la idoneidad de cada uno de los procesos y este es el momento de cosechar este esfuerzo de toda la comunidad académica”.

“El Programa de Medicina hizo un diseño académico en el cual la integración de disciplinas fue la nota innovadora, por ello se inició con la creación de cursos en las Ciencias Básicas que incorporaban miradas interdisciplinares de la salud y de la enfermedad. Enriqueció este panorama la puesta en escena de una línea de salud mental fuerte que junto con la mirada hacia la salud pública, completó el panorama de un enfoque holístico del proceso salud-enfermedad”, dijo Corso Morales.

Agregó que la presencia de los cursos institucionales que propenden por un ciudadano ejemplar, correspondiente al Proyecto Educativo Institucional es otro de los elementos diferenciadores y que dieron fe, ante el CNA, de un propósito inquebrantable de formación integral de nuestros estudiantes.

Frente a las recomendaciones hechas por el MEN, la decana afirmó: “Desde antes de radicar el documento que daba cuenta de las condiciones de calidad en los ocho aspectos evaluados, el Programa había identificado áreas de mejora y para ello se diseñaron ocho planes de ejecución que se iniciaron con actividades desde mucho antes de la visita. De todas maneras nos reuniremos nuevamente con el equipo líder de Acreditación con el fin de revisar esos planes y en caso necesario formular nuevas acciones”.

Corso Morales también se refirió a lo que será el futuro del Programa y dijo que las metas inmediatas son crecer en posgrados con especializaciones clínicas y en salud pública; fortalecer las alianzas con los escenarios de prácticas (Foscal, Fundación Fosunab y Hospital Local del Norte) y promover y apoyar la movilidad estudiantil y docente, entre otras.

El Programa de Medicina lleva 14 años de actividades, tiene 613 egresados y 682 estudiantes.

Ir al contenido