Miles de estudiantes de Ciencias de la Salud han fortalecido sus habilidades en el Laboratorio desimulación clínica UNAB

May 16, 2022 | Facultad de Ciencias de la Salud

El Laboratorio de Simulación Clínica de la Unab funciona desde más de 10 años como un espacio académico de la Facultad de Ciencias de la Salud, que brinda a estudiantes, docentes y profesionales del área de la salud elementos y ambientes simulados para el mejoramiento de habilidades clínicas y procedimentales de una manera controlada y segura. Esta importante estrategia educativa busca favorecer el logro de las competencias profesionales y ampliar las posibilidades de evaluación de estas, en ambientes que simulan espacios del ejercicio profesional, los cuales están dotados con un sistema de audio y video que permite grabar sesiones de práctica, las cuales sirven como insumos para realizar ejercicios de retroalimentación con los estudiantes.


En este espacio se desarrollan prácticas que permiten adquirir y/o fortalecer habilidades específicas como por ejemplo: entrevistas clínicas, atención del parto, accesos venosos, inyectología, intubación oro-traqueal, reanimación cardio-pulmonar, colocación de sondas, cirugía mínimamente invasiva, entre otras. Además, se cuenta con la participación de estudiantes de varios semestres de la Facultad de Salud e Ingeniería Biomédica, junto con estudiantes de postgrados médico-quirúrgicos, bajo la tutoría de docentes entrenados. El laboratorio brinda, asimismo, las estrategias pedagógicas para los procesos de capacitación, certificación y recertificación de profesionales en ejercicio, en aras de fortalecer las competencias clínicas y el desempeño laboral.


El mayor impacto que se refleja en estudiantes y docentes con la implementación de este espacio “es la disminución de los riesgos derivados de la mala práctica e impericia por parte de estudiantes que están en su etapa formativa y que son susceptibles a cometer errores prevenibles. Adicionalmente, hay procedimientos y actividades de la atención en salud que por su carácter invasivo en lo físico y psíquico de la persona plantean un problema ético, el cual puede resolverse con un entrenamiento simulado, para que, al momento de hacerse en el paciente, el estudiante ya
tenga conocimientos y habilidades suficientes, se maximice la seguridad del mismo y se obtengan mayores beneficios de estas actividades” destacó Hilda Leonor González Olaya, docente y coordinadora del Laboratorio de Simulación para el programa de medicina UNAB. 


Los docentes que utilizan este espacio académico elaboran una guía de práctica donde definen las habilidades o competencias que pretenden que el estudiante adquiera o fortalezca, los presaberes, y plantean el desarrollo de la actividad, soportado por una lectura y bibliografía de
apoyo. “La simulación clínica puede ser una excelente estrategia de aprendizaje en el área de la salud, si se planean y evalúan cuidadosamente las actividades. Y aunque nunca reemplazará las prácticas en los escenarios clínicos, con pacientes y comunidad, sí favorece que los aprendizajes en estos últimos espacios sean fortalecidos, significativos y duraderos”, puntualizó González Olaya.

Ir al contenido