No todo lo rico es sano

Abr 23, 2007 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Jonatan Y?nez Carvajal
jyunez@unab.edu.co
Estad?sticas de la Secretar?a de Salud Municipal indican que en Bucaramanga hay aproximadamente 3.000 puestos de comidas, incluido restaurantes, de los cuales, la mitad son ambulantes.

Esta entidad realiza inspecciones para tratar de que estos establecimientos y sitios ambulantes cumplan con las normas b?sicas de higiene y de esta manera sus productos no atenten contra la salud de la poblaci?n. Sin embargo, no toda la comida que se vende ofrece las condiciones higi?nicas m?nimas.

Algunos puestos de alimentos, ubicados en plena v?a p?blica, no disponen de un espacio adecuado en el que se le pueda hacer aseo a los implementos que se utilizan para prepararlos y servirlos y los productos se encuentran expuestos a todo tipo de contaminaci?n del ambiente.

Sin embargo son frecuentados por diferentes personas para alimentarse. ?La comida sabe rico, es r?pida y econ?mica, yo estoy pendiente de c?mo la preparan y no estoy con la mentalidad de que me va a hacer da?o? dice Juan Pablo Lozano, cliente de puestos callejeros.

La Secretar?a de Salud reporta que d?a a d?a en la ciudad se observan casos de comidas en mal estado por la mala manipulaci?n que les dan las? personas encargadas de prepararlas.

?De las inspecciones que realizamos a estas ventas se ha encontrado una problem?tica compleja porque donde se est?n preparando estos alimentos no se est?n cumpliendo las condiciones adecuadas de higiene?, afirma Javier Aparicio, coordinador de Saneamiento B?sico de la Secretar?a de Salud.
?
A partir de la resoluci?n 604 de 1993 que habla del control que se debe tener en estos puestos callejeros, la dependencia de control realiza las inspecciones. Los requisitos que piden a los due?os de estos negocios son los siguientes: portar un delantal, gorro, tapabocas, un carn? de salud y que los implementos que utilicen para la preparaci?n sean aseados.

Adem?s los platos en los que se sirve la comida deben ser desechables.
Despu?s de realizar la intervenci?n en estos lugares, cuando se encuentran infracciones a las normas y los inspectores proceden a aplicar entonces correctivos. ?Las sanciones que se aplican para las personas que no cumplan con los anteriores requisitos son inicialmente una capacitaci?n educativa de seis a doce horas. Si se vuelve a infringir, se les clausuran sus ventas?, se?ala Aparicio.

La carrera 15 y la avenida Quebradaseca son los sectores de la ciudad en donde existe el mayor n?mero de puestos de comidas callejeras. Muchos de estos lugares no cumplen con que el empleado utilice el uniforme adecuado para realizar las ventas, sin contar la situaci?n en la que pueden estar los mismos alimentos por efecto de la contaminaci?n ambiental.

A pesar de esto, s? hay sitios en los que se siguen las condiciones impuestas. ?Desde que tengo el negocio de las hamburguesas, la Secretar?a ha venido y ha realizado inspecciones. Revisa el gorro, el tapabocas y si sirvo en desechables?, comenta Luisa Flores, vendedora ambulante de la carrera 15, quien hasta ahora ha cumplido con los requisitos.??

Un problema de espacio p?blico
No s?lo la Secretar?a de Salud intervine en estos puestos, la Secretar?a de Gobierno busca la manera de hacer control debido para? que el espacio p?blico est? desocupado y? quienes hagan uso de ?l, tengan la autorizaci?n.

Las licencias para ventas callejeras no se expiden desde 1991. Por eso algunos de los puestos que funcionan hoy, son de los que obtuvieron la licencia antes de ese a?o, los dem?s est?n sin ning?n permiso.

Estas certificaciones son intransferibles, pero en muchos casos, quienes las portan no son los que est?n registrados. ?Estamos tratando de implementar las medidas correctivas pertinentes para que el espacio publico no se invada por personas que no tienen autorizaci?n. Ha habido mucho discusi?n por las licencias expedidas con anterioridad, pero esas sentencias nos han llevado a esperar a que la Defensor?a del Espacio p?blico acometa los proyectos de reubicaci?n para que estas ventas con licencias sean cambiadas de lugar?, afirma Ricardo Vega Jim?nez, secretario de Gobierno.

Vendedores de comidas ambulantes tienen que correr todos lo d?as con sus productos debido a que? las inspecciones en los principales lugares de concentraci?n de estas ventas son diarias. ?Yo con mi canasto ando por todas las calles, pues si me quedo en alg?n lugar los inspectores se llevan mis ayacos por no tener autorizaci?n. Me toca as? porque no hay empleo y tengo que comer de algo?, dice Lucila Ortiz, vendedora ambulante.

El funcionario de la Secretar?a de Gobierno reconoce que ?Las condiciones econ?micas del pa?s no son las mejores, pero no por esto podemos ser permisivos porque cada d?a hay m?s ventas callejeras, y nos toca en esa tarea a veces odiosa de tener que desalojar, a sabiendas de que son personas que est?n trabajando?, explica Vega Jim?nez.

Las cr?ticas por las ventas callejeras van m?s all? de una invasi?n del espacio p?blico, pues los vendedores formales, que tienen sus locales y pagan impuestos luchan y hacen protesta porque estos negocios son competencia y afectan sus ventas.

?A pesar de que la gente ve las condiciones en que se preparan estas comidas callejeras, prefiere ir a comer all? por ahorrarse unos pesos. Esa es la cultura de los bumangueses, por este motivo se cierran muchos locales?, comenta Luis Ram?rez, vendedor formal.

En busca de una buena alimentaci?n
Nutricionistas e investigadores de la problem?tica de higiene de las comidas callejeras opinan que la ciudadan?a debe tomar conciencia y antes de pensar en tener el est?mago lleno, se debe tener en cuenta que la salud est? de por medio.

??Los alimentos fritos son causantes de problemas de colesterol en la poblaci?n bumanguesa, y los casos de intoxicaci?n por alimentos mal tratados son frecuentes en centros de salud de la ciudad?, se?ala Gloria Plata, nutricionista egresada y trabajadora de la Universidad Industrial de Santander (UIS).

?La mayor?a de las personas que preparan los alimentos en la calle no est?n capacitadas para saber hasta qu? punto la forma de arreglarlos y exponerlos al ambiente es buena o mala?, afirma Rodrigo Fl?rez, chef profesional.

La contaminaci?n ambiental influye en la proliferaci?n de bacterias en los alimentos que est?n al aire libre, siendo los embutidos los m?s delicados en cuanto a una buena conservaci?n. ?Las calles siguen inundadas de estos negocios de comidas callejeras. Esto se parece a la Roma de los c?sares, en donde todo era en la calle y no hab?a salubridad para nada?, reitera Fl?rez.

En un estudio descriptivo de las ventas de comidas callejeras realizado en el 2001 por parte de El?ez G?mez y Gloria Plata, nutricionistas e investigadoras de la UIS a diversos puestos callejeros ubicados en ese entonces a lo largo de la carrera 33, se reconoci? despu?s de la observaci?n, que en la mayor?a de los sitios no se cumpl?a con unas pr?cticas higi?nicas por parte de los manipuladores de los alimentos. Adem?s el manejo de dinero con la preparaci?n de las comidas de los cocineros era frecuente.

?Lo que debe hacer la Secretar?a de Salud es un proyecto de educaci?n a los consumidores para que exijan calidad, porque el cuidado debe ir de la mano con lo saludable?, afirman los nutricionistas. De esta forma se alertar?a a la ciudadan?a y? se tomar?a conciencia de los lugares en donde toman los alimentos.

La Secretar?a de Salud recomienda a la? poblaci?n bumanguesa? que al consumir alimentos en puestos ambulantes debe tener en cuenta los requisitos mencionados anteriormente sobre la implementaci?n y las condiciones higiene para estos sitios.

?Pensar en consumir vegetales acompa?ados de una porci?n de carne, como una dieta adecuada para un buen metabolismo. Evitar las harinas en grandes proporciones y los fritos para no tener problemas de colesterol y? triglic?ridos altos?, aconseja el chef Fl?rez, si se quiere tener una alimentaci?n balanceada.

La ciudadan?a es la encargada de darle soluci?n a estas problem?ticas? que se presentan por el consumo en lugares donde? no se hace una buena manipulaci?n de las comidas. Una denuncia a tiempo llamando al tel?fono 6524112 de la Secretar?a de Salud para se?alar sitios donde se infringen las normas, puede prevenir a bumangueses de intoxicaciones y evitar que se atente contra la salud de la poblaci?n.

?

Ir al contenido