Norma Sismo Resistente no se controla en edificaciones de Bucaramanga

Sep 27, 2010 | Institucional

Por Carolina Serrano Barragán
jserrano21@unab.edu.co
Es obligatorio según la norma NSR-10  expedida mediante el decreto 926 del 19 de marzo de este año, que las edificaciones estén hechas con los materiales indicados según el tipo de terreno a construir, acompañadas de una documentación en la que incluya planos, especificaciones topográficas y nivel sísmico aprobados por la Curaduría del municipio. Las obras que no cumplan con estos requisitos básicos hacen parte de la construcción informal e ilegal.
Las construcciones informales generalmente se hacen en barrios apartados de la ciudad y son difícilmente controladas por las autoridades debido a que los propietarios no expiden su licencia. Hace dos años la contraloría municipal de la ciudad estableció una cifra del 6% en el  control urbanístico. Actualmente no existe una cifra concreta de cuánto asciende la construcción ilegal en la ciudad, pues según Luis Alejandro Reátiga, revisor de la Curaduría numero uno de Bucaramanga ésta cifra no es cuantificable. Advierte que la responsabilidad recae ante los organismos encargados (Gobierno Nacional, curadurías urbanas, secretaría de planeación) que no han llegado a todos los sectores con la normatividad establecida por la ley. “El cumplimiento de una norma depende del conocimiento que de ella se tenga, y estas muy pocas veces llegan al sector informal de la construcción, sumándole la falta de cultura de la gente para respetar las normas, ese es el gran reto de los colegios de ingenierías, curadurías, del Gobierno Nacional, el hacer que se construya como está aprobado”.
Uno de los motivos que lleva a los propietarios de construcción ilegal dar inicio a las obras es el aspecto económico, pues piensan que son muchos los requisitos que hay que cumplir, entre ellos el precio de los materiales que deben contar con características especiales estipuladas en el reglamento actualizado. Por ejemplo, si la zona en la que se va a construir la edificación es considerada de riesgo alto el concreto a usar no puede tener especificaciones menores a 3mil libras por pulgada, quiere decir que es más resistente que otros.
Elías Rojano Vergara, encargado de diseño y estructuras de Urbanas constructora S.A afirma que no siempre hay que tener un capital exagerado para construir bajo la norma, porque también es posible gastar menos siempre y cuando el diseño estructural de la edificación esté bien planteado. “Para mí eso es como cuando tú tienes una enfermedad, no vas al médico y te auto recetas, hay gente que tiene la idea errada de que puede construir sin el visto bueno de un experto y son edificaciones que pueden tener un mal comportamiento cuando haya un movimiento sísmico”.
La falta de control de estas edificaciones  se refleja generalmente cuando las construcciones son supervisadas exclusivamente por el dueño del suelo sin pedir la ayuda a un experto, creyendo más en comodidad que en seguridad. Para Luis Ignacio Pérez, maestro de construcción la responsabilidad corre por cuenta de los propietarios del terreno que se preocupan por hacer más pero invirtiendo menos. “A uno le piden hacer tantos pisos en un lote y cumple con eso, se supone que el dueño sabe sobre donde construye”.
Rojano Vergara habla de la ventaja al pedir asesoría en las firmas constructoras que deben cumplir con el reglamento establecido por la ley en cada uno de los proyectos.
Daniel Montero Hencker, comprador de vivienda en Bucaramanga expresa que al momento de acudir a una constructora nunca le explican las características de sismo resistencia con que cuenta la edificación. “Esa información no se le da al cliente, pero para nosotros tener un sello Icontec que demuestra que la empresa cumple con una normatividad técnica en la fabricación de los productos, es porque debemos estar cumpliendo con la norma, pero si el cliente solicita la información nosotros se la damos” enfatiza Rojano.
Según Alexis Vega Argüello, gerente de la firma Alexis Vega Ingenieros, el control se hace estricto a las empresas registradas ante la cámara de comercio excluyendo al constructor informal que no siempre hace respetar la norma. “El seguimiento se lo hacen estricto al que registra su edificación, y eso es acertado, pero de esa misma forma se debería aplicar en la construcción informal”.
Si le interesa iniciar un proyecto sobre un terreno propio puede acercarse a las curadurías urbanas que le guiaran en el proceso para que su edificación sea legal. O Si usted tiene pensado comprar un inmueble, es importante que acuda a empresas constructoras que cumplan con los requisitos de funcionamiento.

Ventajas de construir bajo la norma nsr-10
– Proteger y salvaguardar vidas humanas en caso de un movimiento sísmico.
– Se pueden presentar daños en elementos estructurales pero la edificación no se colapsa.
– Evacuación segura de los habitantes gracias al diseño correcto aprobado por la curaduría.
– Legalidad
– Vigencia con el último código que establece el reglamento máximo hasta el momento en construcciones sismo resistentes.

Recomendaciones
– Antes de comprar solicite a la compañía la información completa de las características estructurales.
– Si requiere de mayor información acuda a un experto que pueda explicarle detalladamente tecnicismos utilizados en ingeniería.
– No pensar que al construir de manera informal va a ahorrar más dinero, pues muchas veces resulta lo contrario.
– Asegúrese de comprar preferiblemente en edificaciones realizadas bajo firmas reconocidas que cuenten con un sello de calidad que garantice su correcta supervisión.
– Visite la curaduría de su municipio si duda de la calidad de constructoras nuevas para que le brinden el soporte de confianza que usted necesita.

Ir al contenido