Oportunidades de la Educación para la Primera Infancia en época de cuarentena

Abr 30, 2020 | Institucional

Para dar continuidad a las actividades de formación a nuestros estudiantes del programa de Licenciatura en Educación Infantil, el 29 de abril se desarrolló de forma remota, mediante la plataforma ZOOM, el segundo Seminario Abierto del primer semestre de 2020, el cual giró en torno a la pregunta ¿cómo trabajar con los niños y las niñas en épocas de pandemia y cuál ha sido la experiencia del maestro y la postura del estado frente a esto?

La conferencia central fue dirigida por la asesora pedagógica de la Subdirección de Calidad de Primera Infancia del MEN, Adriana Carolina Molano, quien desde su experiencia, y con base en el documento N°20, nos recordó el sentido que debe tener la educación inicial en nuestro entorno, retomando la participación de la familia, el estado, la escuela y demás miembros que velan por el desarrollo, bienestar y formación de los niños y las niñas. Igualmente, respondió a las preguntas ¿qué se aprende? ¿Qué se enseña? ¿cómo se enseña? y ¿para qué se enseña? Estas cuestiones permiten pensar la organización de la práctica pedagógica de forma intencionada, sistémica y estructurada, teniendo como elementos consecutivos el indagar, proyectar, vivir la experiencia y valorar el proceso educativo.

A partir de dicha introducción, se analizó el impacto de la emergencia sanitaria por el COVID-19 en la práctica pedagógica de los maestros y maestras como en los procesos de aprendizajes de los niños y las niñas de diversos escenarios educativos. Se presentaron múltiples acciones y valores que permiten enfrentar esta situación, tales como: la innovación, resiliencia, empatía, toma de decisiones, trabajo en equipo, análisis crítico, asertividad y comunicación efectiva entre padres y maestros.

Igualmente, presentó acciones, recursos, herramientas y posibilidades apoyados en las Tecnologías de la Información y la Comunicación que brinda el Ministerio de Educación Nacional, para que se cumpla el derecho educativo que tienen los niños y las niñas desde que nacen e incluso, desde que se encuentran en el vientre de su madre, en medio de la pandemia.

Por otra parte, también se realizó un Panel de Experiencias Educativas con cuatro maestras de diversos contextos educativos: Clara María Hanssen Castellanos, licenciada en Educación Infantil- UNAB, del Instituto Caldas UNAB; Luz Marina Buitrago Alvarado, licenciada en Educación, de la Secretaría de Integración Social de Bogotá; Lilibeth Sequeda Ávila, normalista superior y estudiante de último semestre de la Universidad Santo Tomas, de la Corporación Educativa PREMA; y finalmente Stephany Dariana Afanador Gómez, diseñadora gráfica, publicista y fotógrafa y licenciada en Educación Infantil- UNAB, de Little Cambridge Preeschool.

Cada una de las experiencias compartidas demostró la vocación, amor y entrega de los maestros y maestras para brindar una educación de calidad y permitir que nuestros niños y niñas sean felices en medio de una situación inesperada. Igualmente, las prácticas generadas dieron cuenta de las diferentes oportunidades que brinda la actual emergencia, así como fue indicado por Carolina Molano en su discurso: Flexibilización del plan de aula, en sus contenidos, tiempos y modos de llevarlo a cabo; seguimiento de modo remoto al trabajo de los niños y las niñas valorando sus logros y producciones; identificación de opciones y estrategias didácticas en casa con la medicación de las familias privilegiando experiencias de juegos, expresiones artísticas, exploración del medio y literatura.

A partir de estas acciones se asume el reto, considerando los diversos contextos, situaciones, problemáticas y necesidades, en donde los niños y las niñas sigan siendo los protagonistas y los que construyen su conocimiento en pequeños espacios, con los recursos y elementos que los rodean. Asimismo, es una labor que vincula activamente a la familia, donde el profesor acompaña, orienta y motiva a cada uno de sus miembros.

Desde el programa Licenciatura en Educación Infantil agradecemos a los 160 participantes, entre estudiantes, docentes del programa, coordinadores de escenarios educativos y algunos docentes invitados, que hicieron posible este espacio de reflexión sobre las diferentes realidades de nuestros niños y niñas en medio de la pandemia, ampliando un poco la mirada de educación remota para la primera infancia en diferentes contextos educativos.

Ir al contenido