Otras formas para leer la vida

Sep 15, 2008 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Johan Triana

jtriana@unab.edu.co

En la ?ltima d?cada el trabajo social que realiza el Gobierno Nacional con los programas de inclusi?n para la poblaci?n con limitaciones f?sicas, auditivas, sensoriales y en este caso para los invidentes, ha establecido apoyar con ayudas tecnol?gicas, econ?micas y legales, garantizarles el desarrollo como ciudadanos. En Bucaramanga y su ?rea metropolitana el n?mero de personas que padecen alguna limitaci?n visual es de 23.425, seg?n cifras suministradas por el banco de datos del Dane.

Estas exigencias hechas desde la ley hacia la comunidad, empresas y centros educativos para que tomen en cuenta a las personas con discapacidades, se hacen a trav?s de proyectos como el de Acceso a Tecnolog?as de la Informaci?n y las Comunicaciones, propuesto por el Ministerio de Comunicaci?n ?que en la situaci?n de los invidentes, ofrece varios soportes de informaci?n como el libro tradicional, el libro braille, fono libros (libro hablado) y se complementa con equipos que satisfacen las necesidades de informaci?n, cultura y conocimiento de esta poblaci?n?, asegur? N?stor Sa?l Solano, funcionario de la Biblioteca P?blica ?Gabriel Turbay?.

Maritza Vargas es la menor de tres hermanas y a sus 13 a?os empez? a perder la visi?n debido a un glaucoma, es decir, el da?o del nervio ?ptico que env?a mensajes y est?mulos visuales desde el ojo al cerebro. A los 19 a?os qued? totalmente ciega. Al mismo tiempo decidi? aprender el lenguaje braille para afrontar y cumplir su deseo de educarse, por eso en el segundo semestre de 1982 comenz? a estudiar Comunicaci?n Social en la UNAB, y diez a?os despu?s alcanz? uno de sus sue?os, recibir el t?tulo de profesional.

Desde 2001 ella hace parte del personal encargado de ofrecer recursos, facilidades y personas para que lean libros en el programa ?Pr?stame tus Ojos?,? una manera en la que la sociedad se vincula con el aprendizaje de la poblaci?n, mediante la lectura de textos a personas ciegas. ?La participaci?n es voluntaria y las personas ofrecen su tiempo, se inscriben en una lista en la Biblioteca Turbay y cuando alg?n usuario quiere que alguien le lea, tomo el directorio y le busco un lector para que se encuentren?, afirma Vargas.

Grabadoras de cuatro pistas para libros grabados en casetes, lectores o m?quinas que convierten el texto en voz y libros en disco compacto, magnificador de im?genes para personas con baja capacidad visual, esc?ner de textos, fotocopiadora braille y unos 200 libros en este sistema de lenguaje, hacen parte de los recursos disponibles en la sala de audiovisuales Quintilio Gavassa, abierta el 27 de mayo de 1999, ubicada en el ?ltimo piso de la Biblioteca Turbay.

All? tambi?n pueden encontrar herramientas con el sistema operativo ?Jaws?, un programa? instalado en cinco computadores de la sala, que cuenta con un lector de pantalla para invidentes o personas con visi?n reducida, que convierte el contenido de una p?gina en sonido, de manera que el usuario que ingresa o navega por ?l no tiene necesidad de verlo.

Tambi?n existen leyes como la 361 de 1997,? promovida por el senador cartagenero Jairo Clopatofsky Ghisays, quien padece una par?lisis en sus extremidades inferiores. ?lla establece mecanismos de integraci?n social de las personas con cualquier limitaci?n y en el art?culo 4 registra que ?las ramas del poder p?blico pondr?n a disposici?n todos los recursos necesarios para el ejercicio de los derechos que aparecen en la presente Ley, siendo obligaci?n del Estado la prevenci?n, los cuidados m?dicos y sicol?gicos, la habilitaci?n y la rehabilitaci?n adecuadas, la educaci?n apropiada, la orientaci?n, la integraci?n laboral, la garant?a de los derechos fundamentales econ?micos, culturales y sociales?.

El art?culo 8 de esa misma ley, la 361 o conocida como ?Clopatofsky?, menciona que el Gobierno, a trav?s del Ministerio de Educaci?n Nacional, debe tomar las medidas necesarias para que los procesos educativos y de culturizaci?n, hagan parte de la formaci?n general de la persona con condiciones de limitaci?n f?sica. Antonio Ariza, discapacitado visual, considera que ?la idea es que la educaci?n para nosotros sea accesible en varias instituciones y no tratar de llevar a todos los discapacitados a una sola instituci?n?, pues no todos cuentan con la capacidad econ?mica o de movilidad para realizar largos desplazamientos, sobre todo en esas condiciones que los limitan.

?Si la gente no viene, hay que ir a buscarla, porque muchos desconocen que en la biblioteca tenemos estas ayudas y medios para aprender, leer y crecer como personas?, dice Vargas, quien tambi?n dirige el programa radial ?Entre nubes y Sol?, que desarrolla temas relacionados con la discapacidad, y es transmitido todos los domingos de 7 a 8 de la ma?ana por la emisora cultural ?Luis Carlos Gal?n?. Igualmente considera que otro factor en contra es ?la falta de una pol?tica de oportunidades reales desde la discapacidad, basada en la promoci?n y prevenci?n para reducir el ?ndice de personas que nacen con problemas (?), tambi?n nos falta ense?arles a las personas para que no traten de manera lastimera a un discapacitado, tampoco que le den limosna porque est? patrocinando el ocio y las ausencia de ganas para que salgan adelante?.

El espacio que ofrecen y en el que trabajan con los discapacitados en la biblioteca, est? respaldado por ?un convenio institucional firmado aproximadamente hace diez a?os, entre el Instituto Nacional de Ciegos (Inci), sede Bogot?, la Alcald?a de Bucaramanga y el Instituto Municipal de Cultura, que ha servido para recibir todo el material de apoyo, textos, casetes y equipos tecnol?gicos de alto costo que sirven para optimizar la calidad del servicio que prestamos?, asegur? Gabriel Tarazona Ortega, coordinador de la sala de audiovisuales ?Quintilio Gavassa?.

Seg?n Tarazona, el promedio semanal de asistentes y usuarios de la sala est? entre 15 y 20 personas, quienes tambi?n pueden recurrir a estudiantes de colegios como el Instituto Tecnol?gico ?D?maso Zapata? y? la Escuela Normal Superior, que realizan su servicio de alfabetizaci?n escolar en este lugar, suministrando equipos, material, ayudas t?cnicas y tambi?n sus ojos, a aquellas personas que deseen ?leer? un texto.

La Biblioteca ?Gabriel Turbay?, que es una divisi?n del Instituto Municipal de Cultura de Bucaramanga, pretende que todo tipo de personas hagan uso de los recursos que ofrecen de manera gratuita, no exclusivamente las personas sin limitaciones sino tambi?n para los discapacitados visuales o los sordomudos. ?Como biblioteca es la primera en brindar este tipo de asistencia en la ciudad, contando con la colaboraci?n de otras personas, aunque la Universidad Industrial de Santander, Uis, est? haciendo un intento para ayudar a tres estudiantes invidentes, y a trav?s de su biblioteca universitaria van a crear un servicio de este tipo?, afirm? el bibliotec?logo N?stor Ra?l Solano.

Ir al contenido