Preocupante violación a derechos humanos y DIH

Sep 1, 2005 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Un total de 166 personas fueron víctimas de violaciones a los derechos
humanos en el nororiente colombiano en la primera mitad del año, asegura
el Observatorio Nororiental de Desarrollo y Derechos Humanos, de la Corporación
Compromiso.

La mayor parte de ellas, 124, en Santander. Entre tanto, 92 personas fueron
víctimas de persecución política.

En los seis meses hubo 137 infracciones contra el Derecho Internacional Humanitario
por parte de los actores enconflicto lo cual, para el Observatorio, “ratifica
la alta intensidad del conflicto armado en la región”. Ellas afectaron
a 454 personas.

La guerrilla fue responsable del 37% de los desplazados durante el primer trimestre.
Las autodefensas, del 35%.
Aquí algunos aspectos de esta problemática:

Detenciones arbitrarias
Arauca fue el departamento más afectado. “La persecución
y hostigamiento hacia las organizaciones sociales del departamento han obligado
al desplazamiento y hasta el exilio de varios defensores y defensoras de derechos
humanos e incluso varias organizaciones han desaparecido”, indica el informe.

Amenazas
Fueron numerosas; éstas, las de más resonancia: las proferidas
en mayo contra 30 pescadores de la ciénaga San Silvestre, en Barrancabermeja,
por parte de las autodefensas. Tras ese hecho se conoció que el grupo
armado ilegal aplica ‘vacunas’ a los pescadores, impone su ‘ley’
e influye sobre esa actividad.

Las que provinieron de las Autodefensas Unidas de Colombia contra el gobernador
de Santander, Hugo Aguilar Naranjo, y que él dio a conocer en la instalación
de sesiones de la Asamblea Departamental de marzo. Las lanzadas contra Juan
Francisco Suárez, actual alcalde de Girón, quien recibió
amenazas contra su vida y la de su familia cuando estaba en campaña política.

El informe señala que “damnificados por la avalancha del Río
de Oro que habitan 2 de los 6 albergues en Bucaramanga denunciaron presiones
de grupos paramilitares que los obligan a asistir a reuniones y piden cuentas
de las ayudas que reciben”. La Policía, aunque conoció las
denuncias, las desestimó porque sus investigaciones no encontraron pruebas
de que los paramilitares rodeen los albergues.

Secuestros
Se presentó uno múltiple el 12 de
enero en zona rural de Sabana de Torres cuando unos 20 hombres armados, señalados
por los testigos como miembros de las Farc, se llevaron a 6 adultos y 5 niños.

Combates en medio de civiles
Entre los meses de abril y mayo,
48 familias del corregimiento Cerro Azul, en el Sur de Bolívar, tuvieron
que salir de sus tierras por enfrentamientos entre guerrilleros y paramilitares.

Masacres
En febrero, las autoridades descubrieron en el municipio
de El Playón una fosa común con 10 cadáveres, entre ellos
un niño, crímenes atribuidos a las autodefensas (se presume que
entre 2001 y 2002 hubo 150 desaparecidos y torturas sistemáticas en la
zona). Días después, entre Lebrija y Rionegro se hallaron 18 fosas
comunes que no se pudo detectar si eran atribuibles a guerrilla o a paramilitares.

Ir al contenido