Proyectos sociales y educativos, una prioridad

Mar 28, 2005 | Institucional

Por Juan Crisanto García

Después de presentar un proyecto en agosto del año pasado al Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) para formar alumnos de estratos 1 y 2 y otorgarles un Certificado de Actitud Profesional (CAP) con contrato de aprendizaje (contrato que subsidia económicamente a las personas mientras estudian), la UNAB fue reconocida, a través de la Resolución 0021 del 2 de febrero de 2005, para que sea la encargada de desarrollar la capacitación en el programa académico de Auxiliar en Aseo y Cafetería, que inició periodo académico el 1 de marzo.

Según César Darío Galvis Moreno, director de la oficina de Desarrollo de Personal y quien es el encargado de coordinar el programa, "20 mujeres, con edades entre 18 y 25 años, asisten a clase desde el 1 de marzo en las instalaciones de la UNAB, para formarse en áreas específicas de servicio de aseo y cafetería". Agregó que aunque sólo se han presentado mujeres, no hay impedimento para que un hombre pueda acceder a la capacitación.

El curso tiene una duración de seis meses. "Estudian tres meses en etapa lectiva (teoría) y luego tres meses en etapa productiva (práctica), con una intensidad de ocho horas diarias, de lunes a viernes. En los primeros tres meses se les ayuda con un subsidio del 50% de un salario mínimo y los últimos tres meses con un subsidio del 75% del salario mínimo, además de brindarles seguridad social", afirmó Galvis Moreno.

Dijo que "se desarrollarán cuatro cursos al año. Contamos con la participación de docentes de la UNAB, quienes ayudan en la formación de las estudiantes. El curso no tiene ningún costo. Para ingresar a él, la Universidad les hace a las personas interesadas una evaluación psicológica, con la que analizan los valores de pertenencia, honestidad, respeto y servicio; lo importante es que la persona quiera desempeñarse en esa área. Entre los requisitos también está haber aprobado básica primaria".

Sandra Milena Velandia, estudiante del curso, comenta que el programa es "muy interesante porque podemos aprender cosas que ignorábamos respecto a temas de aseo, por ejemplo cómo desinfectar y en qué consiste la limpieza, y nos capacitan en una forma muy útil para podernos desempeñar mejor en el campo laboral".

Germán Tejada Casas, licenciado en química y quien es profesor del módulo de aseo y desinfección, afirma que "las estudiantes están tomando una serie de información que les servirá en el desarrollo profesional. Ellas deben saber cuál es la tecnología de punta y cuáles son los productos que se utilizan hoy día en materia de aseo; qué se debe hacer y qué no se debe hacer; es una profesionalización completa del oficio".

Las estudiantes Solangel Ferrer Suárez y Yenny Pico Mantilla, dicen "que es un privilegio estudiar porque podemos acceder a una educación superior y tener estudios más avanzados". Yenny Pico, madre de una niña de ocho años y cabeza de familia, agrega que " estudiar sirve para brindarle a mi hija mayores posibilidades en la vida y también para que se sienta orgullosa de una mamá profesional".

Ir al contenido