“El amor con el que se hacen las cosas es el mejor motor para sobrellevar cualquier contratiempo”, Laura del Pilar Cadena Afanador

Ago 10, 2021 | Institucional

En esta edición de Nuestra Gente UNAB hablaremos sobre una médica UNAB, especialista en Docencia Universitaria de la Universidad Industrial de Santander (UIS) y magíster en  Gerencia de la Innovación y el Conocimiento de la UIS y magister de Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia, beneficiaria del plan 80/20 de la Institución, que busca contar con un equipo altamente cualificado y comprometido que apoya el crecimiento sostenible de la Universidad.

“La UNAB ha sido mi casa desde los 18 años. Realicé mi pregrado y mi año rural como la primera joven investigadora del grupo de Neuropsiquiatría. Al regreso de mi maestría inicié labores de docente en la Línea de Salud Pública, apoyando cursos de Medicina y Enfermería, así como la continuación en el desarrollo de proyectos de investigación. Hace 10 años me designaron como Coordinadora Académica del Programa de Medicina y ahora asumí el rol de Decana de mi Facultad”, afirmó Laura del Pilar Cadena Afanador.

Para Laura trabajar en la UNAB significa compartir con un gran equipo. “El equipo humano es el mejor capital que tiene una Institución, y sin lugar a dudas, la Universidad tiene un gran equipo. Son personas con altas competencias profesionales, con una gran calidez, empatía, apertura a la diversidad y mucho compromiso por el logro de los objetivos institucionales. Siempre me he sentido en familia, acogida, acompañada y con posibilidades de crecer, aprender y desarrollarme como ser humano”.

Esta médica UNAB por decisión y convicción siente que un gran reconocimiento a su labor y compromiso es el actual cargo como Decana de la Facultad de Ciencias de la Salud. “Este nuevo rol me hace sentir orgullosa como mujer y como egresada de mi casa de estudios”.

En esta oportunidad quiere dejar un mensaje con la comunidad universitaria: “Sé que suena a consejos de “youtubers” pero definitivamente el amor con el que se hacen las cosas es el mejor motor para sobrellevar cualquier contratiempo.

La capacidad de transformar nuestro enfoque académico de lo presencial a lo virtual y nuevamente a una renovada presencialidad nos exige flexibilidad no sólo  mental, sino también actitudinal y la búsqueda permanente de conocimiento.

Somos afortunados por haber logrado estudiar, por tener un trabajo y por tener un buen empleador como la UNAB; estas oportunidades generan también el deber social de ser mejores personas para ayudar en la transformación de nuestra comunidad. Somos llamados a incitar cambios desde la academia, desde los ambientes reflexivos y desde la innovación social”.

Ir al contenido