Trabajamos en la transformación de nuestro pénsum para estar al nivel de los mejores del mundo

Oct 14, 2021 | Institucional

Los adelantos científicos, las tendencias pedagógicas, el interés por incorporar nuevas estrategias en la formación del talento humano en salud y la necesidad de potenciar la educación médica llevaron al programa de Medicina a realizar un ajuste curricular. Este proceso, que inició en 2019, avanza a pasos agigantados de la mano de directivos, coordinadores académicos, profesores y estudiantes. El propósito es consolidar el perfil innovador del médico graduado UNAB, centrado en el fortalecimiento de sus habilidades comunicativas, investigativas y tecnológicas, y en la atención integral de las personas.

El Programa de Medicina, que cumplió 25 años en agosto, cuenta con una Acreditación de Alta Calidad, con vigencia renovable hasta 2024. El ajuste curricular busca fortalecer todas las competencias del perfil actual, además de fomentar la simulación clínica, la docencia remota, el autoaprendizaje, la interdisciplinariedad y el abordaje de pacientes desde una perspectiva de atención centrada en la persona.

Juan Carlos Uribe Caputi, coordinador del Programa destacó que “la estrategia utilizada para la conformación del grupo de trabajo ha permitido tener una visión global de las necesidades del programa y un sentido de pertenencia, y ha facilitado el trabajo interdisciplinario”.

El desarrollo de las actividades, que es liderado por Elga Chinome, gestora de acreditación, junto con un grupo conformado por profesores, estudiantes miembros del Comité Curricular, representantes estudiantiles y coordinadores, habilitarán espacios de socialización, participación y reflexión sobre la nueva apuesta del programa en la universidad.

Para Laura del Pilar Cadena Afanador, decana de la Facultad, “la medicina es una ciencia y disciplina en constante renovación, lo que nos invita a reflexionar permanentemente en los cambios que permitirán mejorar el perfil del médico graduado UNAB”. Agrega que “en el mundo se están dando cambios en materia de formación médica que no pueden ser ajenos a nosotros. Hoy por hoy, además, Colombia vive un momento de transición en materia de seguimiento y acompañamiento a los programas de educación superior y esperamos que esta actualización permita que el de medicina sea reconocido como de alta calidad, de excelencia académica, actual e innovador”. 

Ir al contenido