Habilidades para la vida, un programa que impacta a niños y adolescentes escolares

Dic 14, 2021 | Institucional

Habilidades para la vida, dirigido por el programa de Psicología, surge de la necesidad de trabajar con población vulnerable interviniendo sus comunidades para potencializar diversas herramientas y generar mecanismos protectores frente a posibles situaciones de riesgo que se presenten en sus entornos.

Esta estrategia nace en el segundo semestre de este año, para trabajar con la Fundación Goles por la Paz, beneficiando a 56 niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 17 años, en temas que buscan fomentar habilidades relacionadas con la comunicación asertiva, el pensamiento crítico y creativo, el liderazgo, entre otras.

El Programa ha desarrollado talleres reflexivos participativos alrededor de la salud mental e intervenciones en problemáticas sociales como la violencia, el consumo de sustancias psicoactivas, entre otras. Andrés Enrique Zarate Pradilla, profesor del Programa de Psicología, ha sido el mentor de la iniciativa y es quien supervisa las prácticas desarrolladas por 13 psicólogos en formación de la UNAB, María José Rodríguez, Jessel Andrea Castellanos, Gabriela Álvarez, Angely Barrera, Karen Valentina Gómez, María Fernanda Ojeda, Natalia Reyna, Natalia Rosado, Sarith Torra, Iván Ortiz, Laura González, Stefania Fajardo, y Natalia Bohada, quienes diseñan e implementan los talleres mencionados.

De acuerdo con Zarate Pradilla, “estas actividades se desarrollaron en el marco final del curso: Intervención psicológica en población vulnerable, donde los psicólogos en formación del programa una vez abordado, interpretado y analizado las teorías sobre factores victimogénicos, desarrollaron un plan de intervención basados en un enfoque de promoción y prevención, usando  una metodología participativa para la transformación de la realidad psicosocial como es el taller reflexivo, el cual enfatiza en el proceso, en la palabra y la escucha activa”.

La experiencia de los estudiantes ha sido muy significativa para fortalecer su perfil formativo; según la estudiante Angely Barrera, “el principal logro del proyecto ha sido la creación de un contexto de participación seguro donde los niños, niñas y adolescentes pueden hablar sobre sí mismos, sus aspiraciones de vida, la prospectiva de vida, sus habilidades personales, los aspectos a mejorar, sobre el desarrollo de su yo, el autocuidado personal, mecanismos de protección frente agresores y todo esto con total libertad”.

Por su parte, Valentina Giraldo, psicóloga en prácticas expresó “es muy significativo tener este contacto directo con la comunidad antes de empezar prácticas, ya que nos hace adquirir cierta experiencia con respecto al abordaje de poblaciones en situaciones de vulnerabilidad y esto es algo invaluable que contribuye en gran medida a la formación personal y profesional”.

Se espera continuar potenciando el desarrollo de estas iniciativas para fortalecer la salud mental de las comunidades, a través del compromiso del Programa de Psicología que le apuesta al apoyo psicosocial de sectores vulnerables en Bucaramanga.

Ir al contenido