Facultad de Salud de la UNAB expone alternativas para lograr una verdadera reforma a la salud

May 24, 2021 | Facultad de Ciencias de la Salud

La Facultad de Ciencias de la Salud de la UNAB organizó un espacio virtual para socializar y reflexionar sobre el contenido de la recién archivada propuesta de reforma al sistema de salud colombiano (Proyecto de ley 010 de 2020) y proponer alternativas viables para su transformación, a partir de perspectivas  científicas, técnicas y sociales, en búsqueda de mejorar las condiciones de salud de la población colombiana, la calidad y oportunidad de la atención en los servicios de salud, el manejo apropiado de recursos económicos relacionados con el sistema y las condiciones laborales para los profesionales de la salud.

Las ponencias estuvieron a cargo del senador Jorge Enrique Robledo Castillo, los docentes Jaime Gómez Ayala, programa de Medicina, Mónica Mojica Perilla, programa de Psicología, Diana María Reyes Bravo, programa de Enfermería y Bernardo Useche Aldana, posgrados clínicos. Los estudiantes Carlos Julio Hernández, Asociación Colombiana Médica Estudiantil ACOME, Laura Sibilla Molina Salazar, Asociación Científica de Estudiantes de Medicina de la UNAB ACEMUNAB, Joban Sebastián Gutiérrez Moreno, programa de Enfermería y Andrés Camilo Camargo Sánchez, programa de Psicología, también expusieron sus opiniones sobre el tema.

Durante este espacio virtual, que contó con la moderación del docente del programa de Medicina Rafael Pérez y la participación de más de 170 personas, todos los ponentes enfatizaron en la necesidad de hacer una reforma estructural al sistema de salud, que le permita a la población colombiana avanzar en el goce del derecho fundamental a la salud, lo cual no se lograría mediante la aprobación del proyecto de ley 010, dado que es contrario a la Ley Estatutaria 1751 y no ofrece soluciones reales a los problemas derivados de la implementación de la ley 100 de 1993, relacionados principalmente con deudas entre actores del sistema; carencia de rectoría territorial; barreras en el acceso a los servicios sanitarios; inequidades sanitarias; precariedad laboral en el sistema de salud; concentración del talento humano en las ciudades y un gran debilitamiento de la salud pública. 

En diferentes intervenciones se advirtió sobre efectos negativos del proyecto de ley 010 relacionados con aspectos financieros y administrativos del sistema de salud, en especial en la concentración desmedida de recursos por parte de las Entidades Promotoras de Salud más poderosas, incluyendo transnacionales, mientras que no se fortalecen los controles anticorrupción, y se plantean figuras como la de prestadores de salud mixtos (público-privados) que pueden agudizar el manejo inadecuado de recursos financieros.

Asimismo, se llamó la atención sobre los impactos negativos de este proyecto de ley en la autonomía de la práctica de los profesionales sanitarios, así como en la autonomía universitaria, especialmente en relación con la especialización de Medicina Familiar, de la cual se destaca su importancia para robustecer la estrategia de Atención Primaria en Salud (APS), pero se enfatiza en la necesidad de definir los roles de esta especialidad dentro de la atención sanitaria y su interrelación con las demás especialidades médicas, así como la imposibilidad de alcanzar el número propuesto de especialistas en Medicina Familiar en el territorio colombiano. También se advierte sobre la necesidad de definir los roles de otros profesionales para armonizar la prestación de servicios de salud siguiendo la estrategia APS.

Otro aspecto negativo del proyecto de ley 010 destacado en varias ponencias fue la falta de énfasis en el mejoramiento de las actuales condiciones precarias de trabajo del recurso humano en salud. En síntesis, un proyecto de ley que fortalece la lógica del mercado del actual sistema sanitario y no se enfoca en las poblaciones, sus necesidades de salud y en el recurso humano en salud que lo hace posible.

Como aspectos fundamentales de la reforma estructural que requiere el sistema de salud actual, entre las propuestas de los ponentes destaca la consolidación un sistema de salud con administración pública, dignificar el trabajo del recurso humano en salud, fortalecer los controles anticorrupción, incluir red de prestadores públicos y privados (no mixtos), mantener la descentralización del sistema debido a la gran heterogeneidad de las regiones del país y focalizar esfuerzos hacia una cultura preventiva y de promoción de la salud integral de los colombianos. Asimismo, se hizo un llamado a la concertación y diálogo de una reforma participativa, ecuánime y con un enfoque real de salud pública y de determinantes sociales de la salud.

Juan José Rey Serrano, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, señaló que “se requiere una verdadera reestructuración al sistema de salud, a 30 años de cumplirse su implementación, no nos podemos seguir permitiendo retoques, en ese sentido, para el talento humano en salud hay una agenda rezagada que afecta la dignidad y el reconocimiento, y eso tiene que cambiar”.

La relatoría del foro estuvo a cargo de Claudia Milena Hormiga Sánchez, coordinadora de la Maestría en Salud Pública y Diana María Delgado Chinchilla, profesional de apoyo del programa de Medicina de la UNAB.  

Consulte la grabación de la transmisión de Foros Sentir UNAB, construir país, realizado el pasado 13 de mayo, aquí.

Ir al contenido