Robot con alma santandereana

May 23, 2005 | Institucional

Por Xiomara K. Montañez

La fabricación de un robot que persigue un objeto móvil y puede aplicarse a la vida cotidiana como coches de bebes, carros para hacer compras en el supermercado, sillas de ruedas, maletas, para transportar palos de golf o como mascota virtual, es el proyecto realizado por Javier Jurado Salcedo y Hernán González Acuña, egresados de la Facultad de Ingeniería Mecatrónica de la UNAB.

El proyecto de grado fue calificado como meritorio y tiene todas las posibilidades de ser comercializado. "El robot busca la señal del transmisor, orienta sus ruedas en dirección de la misma y avanza para acercarse al objetivo", afirma Jurado. Además, cuenta con un censor de proximidad basado en ultrasonido, como en el caso de los murciélagos, que le permite saber si está muy cerca del individuo o de un obstáculo para detenerse o retroceder.

Este tipo de proyectos es desarrollado en un período mínimo de seis meses, pero estos ingenieros se olvidaron de vacaciones y trabajaron de manera constante para terminarlo en cuatro meses y medio."Trabajamos desde octubre hasta finales de febrero, de 8 a.m. a 9 p.m., de lunes a domingo y esto se refleja en el resultado positivo", dijo González.

Según Eduardo Calderón Porras, decano de esta Facultad, este es un proyecto innovador que demuestra el talento y conocimiento de los estudiantes de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad. El costo total de los elementos no supera los $400 mil y como lo afirma Jurado, "vale destacar que todas las piezas se consiguieron en Bucaramanga, lo que lo sitúa dentro de los alcances de la región".

Ir al contenido