Santander, anfitrión de turismo interamericano

Oct 11, 2010 | Institucional

Por Liliana Marcela Pérez Nieto
lperez2@unab.edu.co
Bucaramanga será la sede del XX Congreso de la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo (Conpeht) que reunirá del 26 al 30 de octubre, 17 delegaciones internacionales conformadas por cerca de 1.000 participantes, entre estudiantes, docentes y directivos de programas de educación universitaria, y representantes de las organizaciones de los sectores público y privado que impulsan el desarrollo del sector turístico en Iberoamérica.

La Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab), anfitriona del certamen académico, ganó a finales de 2009 en Bolivia la sede del Congreso para la capital del departamento y desde entonces, trabaja en su organización en coordinación con los directivos de la Conpeht, radicados en México.

Álvaro Morales Otero, director del programa de Administración Turística y Hotelera  de la Unab,  es el Presidente del Congreso que durante cinco días analizará los factores que han permitido la consolidación del turismo como una de las industrias más prósperas de las últimas décadas. En Colombia, el turismo a finales de 2009 ocupó el tercer renglón de exportaciones, luego del petróleo y el carbón, con divisas por $2.663 millones de dólares. El nuevo Gobierno nacional aspira a duplicar al 2014 el número de visitantes internacionales que llegó en 2009 a 2 millones 500 mil personas y a generar 250 mil nuevos puestos de trabajo.

Morales Otero habló con 15 sobre los contenidos del XX Congreso de la Conpeht e hizo unas reflexiones sobre las oportunidades de desarrollo del sector y la presencia de la academia como un actor que propone acciones de mejora en las condiciones de competitividad del turismo.

¿Cuáles son los puntos que sustentaron la postulación de Bucaramanga como sede Congreso en Bolivia el año pasado?
El primero fue el reconocimiento de la Unab como institución de trayectoria en La Conpeht, en segunda instancia evaluaron las condiciones de la ciudad como sede del evento, y tercero el hecho de que ellos querían hacer un homenaje especial en los 20 años de la Confederación y veían que había una estructura académica, una estructura funcional y unas condiciones especiales como el tema de la virtualidad que propusimos en el desarrollo de la agenda académica.

¿En qué radica la importancia del evento para el país, la región y la Unab?
Si nosotros lo miramos desde el título del Congreso que es “Retrospectiva y prospectiva de la gestión pública – privada”, es muy importante porque el evento se articuló como un hecho detonante de la estructura turística latinoamericana que son los bicentenarios. Nosotros nos fuimos en retrospectiva y encontramos que la Revolución Comunera antecedió siete años a la Revolución Francesa y que fue un primer momento de emancipación de los pueblos suramericanos;  esa estirpe santandereana orientó el alcance del Congreso y la pretensión cuando encontramos esa historia fuerte de los comuneros fue el de hacer visible a la Conpeht en el marco del sistema turístico  interamericano que gestiona política pública, que crea productos turísticos para traer migraciones del mundo a las Américas. De tal manera que la Conpeht y la UNAB como parte de la superestructura turística panamericana pudiesen acercarse a las instituciones públicas que trabajan en el tema del turismo desde lo público y desde lo privado y convertirse en un actor válido que articule la gestión pública turística  panamericana. Por ello, desde ahí se pretendió alcanzar a la Organización de Estados Americanos con su Secretaría de Turismo, a la Comunidad Andina con su Secretaría de Turismo, a Mercosur con su Secretaría de Turismo, la Organización Mundial del Turismo y la cátedra Unesco de turismo cultural para hacer en conjunto una evaluación de qué ha pasado en la política turística de América.

¿Como está configurado el Congreso?
Tiene unos componentes culturales como La Noche Panamericana, un evento en el que las delegaciones hacen una muestra alusiva a su país: gastronomía, trajes y bailes típicos; la celebración de los 20 años de la Confederación en el Parque Nacional del Chicamocha, y otros eventos como un recorrido por la ciudad de Bucaramanga.
Hay otras actividades con el Consejo Directivo, reuniones con la Alcaldía y la Gobernación para mirar posibilidades de financiación de algunos proyectos de la Organización Mundial del Turismo, otra con el sector hotelero de la ciudad, para que escuchen a los miembros de la Conpeht sobre sus indicaciones de lo que significa un destino turístico con hoteles de alta competencia;  vamos a estar concentrados en jornadas académicas en Cenfer, los días 27 y 28 de octubre, y los eventos de inauguración y clausura se cumplirán en la Unab, los días 26 y 29 de octubre.

¿Cuál es la temática central del Congreso?
Retrospectiva e Introspectiva del modelo de gestión turística público privado es el eje central temático del Congreso. Lo que pretendemos es revisar los últimos 10 años de gestión turística empresarial y lo vamos hacer en el trabajo de los clusters; vamos a tener  vinculado a los presidentes de tres clusters exitosos en América Latina, como es el caso de República Dominicana, Chile y el eje cafetero en Colombia. Vamos a examinar el modelo público, para ello hemos invitado a todo el sistema interamericano de turismo y vamos a tener una evaluación de la articulación Empresa Estado Universidad tanto con la Fundación TedQual de la Organización Mundial del Turismo que trabaja el tema de educación, la Asociación Mundial para la Formación Turística (Amfort), la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo, la UNAB y la Conpeht.

Se destaca en la agenda temática los temas de investigación e innovación, ¿cuál es el interés de su tratamiento?
Queremos conocer algunas experiencias de empresarios exitosos, sobre cómo ha sido su travesía en el  desarrollo de empresas, cómo ha sido el proceso de incubación, cómo ha sido el proceso de parques tecnológicos en cadenas productivas del turismo para que las instituciones las incorporen en sus currículos, sus estudiantes aprendan competencias sobre cómo es la innovación, la responsabilidad  de innovar y cuál es la transformación que hace un destino cuando genera nuevos conocimientos.

Talento humano para un turismo competitivo es otra de las temáticas que se abordarán, ¿cuáles propuestas novedosas se conocerán?
Lo que estamos viendo desde finales de la primera década del siglo XXI es que el turismo se ha convertido en una opción de desarrollo no sólo para Colombia. A nivel mundial la crisis afectó varios sectores, pero el turismo fue uno de los sectores que menos se resintió y el que más ha apoyado a la generación de empleo, distribución de riqueza, preservación  del medio ambiente y en general a la construcción de desarrollo. Esa responsabilidad de los sectores económicos mundiales llega con una mirada muy fuerte sobre el tema del turismo y evidentemente allí está la formación del talento humano. Se presentarán propuestas durante el Congreso de mejoras del talento humano, uno de los elementos de discusión será el Proyecto Tuning, un modelo de homologación universal, examinaremos cómo estas instituciones panamericanas se están articulando a las definiciones de competencias de los administradores turísticos.

¿Cuántas personas llegaran a la ciudad, sus lugares de procedencia y cuál es el perfil de estos visitantes?
Nos van a llegar visitantes de más de 17 países, el perfil lo quisiera describirlo en primer término desde la  esencia de La Conpeht que como Confederación de Escuelas de Hotelería y Turismo congrega principalmente estudiantes, quienes son los actores principales. En segundo lugar, los docentes y directivos de esas instituciones de la Conpeht y tercero los conferencistas que llegarán. Vienen estudiantes de España, México, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, y en Colombia de ciudades como Guajira, Cartagena, Manizales, Armenia, Medellín, Valle del Cauca, Bogotá, Tunja, Meta y los nuestros. La Conpeht tiene un umbral de alrededor de 12 o 13 mil estudiantes sumando todas las instituciones miembros, sin embargo la participación en  los últimos congresos ha estado entre 500 y 600 estudiantes. En esta oportunidad las delegaciones suman alrededor de 1.000 participantes, representativas las de México con 80 estudiantes, Perú con 130, República Dominicana con 70, Venezuela con  40, Ecuador 30, Nicaragua 30, entre otros. Los docentes vienen aproximadamente de 25 instituciones de las 80 afiliadas, directivos de casi todos los 17 países, de instituciones  educativas como rectores, decanos o directores de programa y representantes de las  instituciones invitadas como la Asociación de Expertos Científicos en Turismo, la Organización Mundial del Turismo, Asociación de Escuelas de Hotelería y Turismo de España, Organización de Estados Americanos, la Comunidad Andina, la Oficina de Integración Turística de Centroamérica, el Viceministerio de Turismo de Colombia,  Proexport, entre otras.

¿Qué le deja a Bucaramanga el congreso de La Conpeht?
Este Congreso trata de articularse a algunos de los objetivos del Milenio. Primero a uno de ellos que es la preservación del medio ambiente, y el segundo, la construcción de trabajo digno y empleo decente. Este Congreso va a generar alrededor de unos entre 500 y 600 empleos directos e indirectos en las áreas de transporte, hotelería y turismo, sin contar otros como artesanías, compras, transporte interno, publicidad y promoción. La OMT dice que por cada empleo directo el turismo genera dos empleos indirectos. En este momento nosotros tenemos 20 hoteles ocupados por cuatro noches por los asistentes, contrataremos 25 buses de transporte, vamos a llevar los estudiantes en San Gil, Barichara y el Parque Nacional del Chicamocha, vamos a contratar a los artistas de la región para tres espacios del Congreso, entre otras actividades. Nos estamos acercando al millón de dólares contando con el costo de los tiquetes aéreos de los delegados internacionales, más el gasto de inscripción en la Unab, en un promedio de 200 dólares por participante, esta distribución de ingresos es un aporte de la Unab a la región en el marco de su Responsabilidad Social Corporativa.

¿Bucaramanga sede de grandes eventos, considera usted que la ciudad tienen las condiciones para posicionarse en este tipo de turismo?
Santander creó Cenfer en la década de los 90, se anticipó al desarrollo turístico de congresos y eventos en Colombia. En ese momento cuando se creó era el tercer centro  ferial en América Latina. Nosotros vemos que después de más de 13 o 14 años otras regiones como el Eje Cafetero, Bogotá, Medellín se posicionaron en el tema de congresos y convenciones, y nosotros nos quedamos con un Centro Ferial que no tiene la ocupación que debería tener. Si miramos la parte hotelera tenemos en  hoteles de condiciones altas, escasamente una posibilidad de acomodación de 500 personas. Si miramos el aeropuerto, en este momento con las condiciones de accesibilidad  por tierra hacia la ciudad perdemos competitividad frente a otros proyectos. Nos ha faltado planeación y organización, que todos los actores de la cadena sumemos. La semana  pasada estuvo Gloria Estella Martínez, la presidenta de Proexport  y ella decía: “me preocupa mucho que nosotros sigamos diciéndonos que somos un destino de congresos y convenciones cuando en realidad no somos competitivos”,  por estas razones que he mencionado y otras como las de no tener un ente que se encargue de la planeación turística y que los recursos asignados en turismo sean mínimos comparados con otras ciudades.

¿En Santander y Bucaramanga que condiciones están dadas para desarrollar otras áreas o tipos de turismo?
Hay un turismo particular en el que la región y la Unab han hecho una apuesta. Me parece que hay unos elementos de resaltar. La agenda interna de productividad y competitividad de Santander al 2015 identificó tres escenarios básicos: Turismo de salud, turístico cultural y congresos y convenciones, sin descuidar el de turismo de aventura que se ha manejado de tiempo atrás. Si nosotros vemos está proyección con las apuestas de los planes sectoriales del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, coincidimos en dos: en salud y en histórico cultural. El Parque Nacional del Chicamocha nos está disparando muy fuerte el componente histórico cultural y la zona franca FOS-Unab nos está disparando el imaginario y la construcción de un destino hacia el turismo en salud. Aquí hay unas oportunidades muy interesantes en las que creó hay que afinar elementos del entorno general como estadísticas, infraestructura y bilingüismo para el talento humano.

Ir al contenido