Santander busca salidas a su atraso vial

Oct 15, 2005 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Édgar Alfonso
ealfonso@unab.edu.co
Por medio del Plan Vial 2.500, que cobija a varios departamentos, Santander tendrá
236 kilómetros más de carreteras, con una inversión cercana
a los $111 mil millones. Ya está en construcción la vía de
acceso a Puerto Wilches y el Instituto Nacional de Vías (Invías)
adjudicó otras 15 carreteras, por un valor de $69.200 millones.

Junto con ese plan, otros proyectos estratégicos han ido mejorando el
panorama de la infraestructura santandereana, como el sistema de transporte
masivo Metrolínea, sumado al tercer carril a Piedecuesta, las vías
del proyecto Cempal para el área metropolitana de Bucaramanga, la Transversal
del Carare y el puente Barrancabermeja-Yondó.

Pero la situación sigue siendo crítica. El presidente de la Sociedad
Santandereana de Ingenieros, Jesús Rodrigo Fernández, asegura
que “no ha habido mejoría, porque nuestro principal cliente es
Venezuela y tenemos destrozada la comunicación con Cúcuta y, por
ende, con ese país vecino. Además, otra vía igual de importante
es la que comunica a Bucaramanga con Barrancabermeja y se encuentra en un estado
lamentable”.

Por su parte, el presidente del Comité de Gremios de Santander, Luis
Gustavo Álvarez Rueda, asegura que hay otras inversiones urgentes: “Santander
necesita salir a los puntos de exportación, máxime cuando las
comunicaciones aéreas son costosas en Colombia y el Aeropuerto Palonegro
no tiene la capacidad de recibir cargueros grandes que puedan evacuar los productos
de la región”.

– A finales de este año entrará
a licitación el proyecto Cempal

– Mejoran condiciones de la vía Bucaramanga-Barrancabermeja

– Faltan recursos para construir vías de acceso del
puente Barranca-Yondó

– Obras inconclusas en la transversal del Carare

– V?a a Cúcuta necesita una inversión de $43.000
millones para arreglar el mal estado de sus carreteras

– En marcha obras de Metrolínea. Está previsto
que para el primer semestre de 2007 este funcionando

– Construcción del tercer carril de la Autopista
Bucaramanga-Piedecuesta comenzaría en 2006

– Proponen proyecto más barato que remplace el viaducto
de la carrera Novena

 

Proyecto Cempal entrará a licitación
El proyecto de conexión vial más importante para el área
metropolitana de Bucaramanga, conocido como Cempal, entrará a licitación
a finales de este año, de acuerdo con información del Instituto
Nacional de Concesiones (Inco), adscrito al Ministerio de Transporte. Con su
construcción, Bucaramanga contaría con mejores salidas por el
Occidente (hacia el valle del Magdalena) y el Norte (Costa Atlántica).

Esta obra cuesta $104 mil millones y abarca 34 kilómetros de carreteras.
Incluye tres dobles calzadas con separador central en los tramos Palenque (Girón)-T
del Aeropuerto Palonegro, Palenque-Café Madrid y La Virgen-La Cemento,
además de la vía El Cero-Bocas-Café Madrid.

La estructuración técnica, legal y financiera del proyecto fue
asignada el mes pasado a la firma Consultorías, Inversiones y Proyectos
(CIP) En esta fase se definirán las condiciones en que el concesionario
operará y por cuántos años se otorgará la concesión.
En diciembre empezaría el concurso para escoger a dicho concesionario
y las obras de construcción iniciarían en el primer semestre del
año entrante.

[Arriba]

Mantenimiento y falso túnel mejoran la vía a Barranca
A pesar de que las condiciones de la vía que conecta a Barrancabermeja
con la capital del Departamento siguen siendo precarias, las obras del Corredor
de Mantenimiento Integral y la construcción del falso túnel en
la Peña de San Pablo han significado una mejoría.

Por un lado, la Unión Temporal de Mantenimiento 2005 ejecuta, desde
diciembre del año pasado y durante cinco años, recursos oficiales
por $69 mil millones para la mejora de esta vía y un tramo de 100 kilómetros
de la troncal del Magdalena Medio.

El falso túnel, por su parte, concluyó sus primeros 60 metros,
con un costo de $4.300 millones. Aún hace falta conseguir $10 mil millones
para completar los 240 metros que debe tener en total esta estructura.

[Arriba]

Puente Barranca-Yondó, sin vías de acceso
Es innegable la preocupación, tanto del Gobierno Departamental como de
varios gremios santandereanos por el futuro del costoso puente que une a Barrancabermeja
(Santander) con Yondó (Antioquia). Aunque la estructura está casi
terminada, aún no se han destinado recursos para construir las vías
de acceso por ninguno de los departamentos.

“Estamos haciendo una reducción al mínimo de lo que pueden
ser los accesos, porque no podemos terminar ese puente sin tener esos accesos
hechos. Es una inversión de 43 mil millones de pesos”, explicó
el director del Instituto Nacional de Vías (Invias), Mauricio Ramírez
Koppel.

Durante el último año, el valor de la obra pasó de $29.125
a 41.980 millones de pesos. Fabiola Figueredo, supervisora del proyecto por
parte de la Gobernación de Santander, dijo que la explicación
está en que “el río varió de cauce. Se recostó
hacia el lado de Yondó y lo que estaba previsto construirse en seco se
construyó bajo el agua. Aparte de eso, los precios del acero subieron,
de manera que se incrementó el valor de la obra”.

La entrada en operación del puente está prevista para diciembre
de este año y será un paso más para consolidar la transversal
que pasa por Cúcuta, Bucaramanga y Barrancabermeja y que finaliza en
el puerto de Tribugá (Chocó), sobre el Océano Pacífico.

[Arriba]

Transversal del Carare sigue incompleta
Ubicada en el Magdalena Medio santandereano, esta vía mide 132 kilómetros.
Recorre los municipios de Barbosa, Vélez, Landázuri y Cimitarra
y a su vez, conecta las troncales del Magdalena Medio y Magdalena Central. Según
los resultados de varias revisiones por parte de la Cámara de Comercio
de Bucaramanga, la primera parte del recorrido (Barbosa-Vélez) está
completamente pavimentada.

Sin embargo, entre Vélez y Landázuri hace falta pavimentar 14
kilómetros, de los 54 que comprende ese tramo, mientras el trayecto entre
Landázuri y Cimitarra es una carretera destapada en su totalidad, de
modo que aún falta conseguir recursos para 44 kilómetros. Los
contratos firmados hasta ahora superan los $33 mil millones de pesos, pero han
sido insuficientes para terminar el proyecto.

Según René Pinto Martínez, ingeniero de Desarrollo Regional
de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, “el sector Landázuri-Cimitarra
tiene un terreno montañoso y fue el tramo que más sufrió
por los deslizamientos causados ante la ola invernal de febrero. Se hizo intervención
de emergencia, pero hay que solucionar los problemas de estabilidad en la zona”.

[Arriba]

Vía a Cúcuta necesita $43.000 millones
La principal conexión del Oriente colombiano con Venezuela es hoy una
de las peores vías primarias del país. Las obras de mantenimiento
no han sido suficientes para que esta carretera esté en buen estado.

En la actualidad, se adelantan varias obras en la parte de la vía que
corresponde a Santander, por un valor de $4.500 millones, las cuales comenzaron
en enero pasado y demorarán un año. El principal tramo beneficiado
por esta inversión es el que va de Bucaramanga hasta El Picacho (46 kilómetros),
pero de allí a Cuesta Boba (límite con Norte de Santander) se
requieren $13 mil millones para intervenir a profundidad los 20 kilómetros
de ese trayecto, según un reporte de la Cámara de Comercio de
Bucaramanga.

Por su parte, el departamento vecino adelanta obras desde Cuestaboba hasta
Cúcuta por un valor de $26 mil millones, con parte de los recursos asignados
por medio del Plan Vial 2500, pero el informe de la Cámara indica que
son necesarios otros $30 mil millones.

“El mal estado de la vía hace que los costos de operación
aumenten, lo que genera un incremento de los precios de los productos, sobre
todo de los alimentos, por los valores de los fletes de transporte. Más
de la mitad del tráfico de esa vía son vehículos pesados,
que generan mayor deterioro de las vías”, agregó René
Pinto Martínez, ingeniero de Desarrollo Regional de la Cámara
de Comercio de Bucaramanga.

[Arriba]

Metrolínea iniciaría operaciones en 2007
La segunda semana de octubre inició el concurso para designar a los constructores
de la segunda fase del Sistema de Transporte Masivo del Área Metropolitana
de Bucaramanga, Metrolínea, por un valor de 45 mil millones de pesos.
Este paquete incluye tres tramos viales:

El primero va desde la Universidad Industrial de Santander (UIS) hasta la avenida
Quebradaseca por la carrera 27. El segundo, incluye el trayecto entre la Virgen
(en el Norte de Bucaramanga) y la avenida Quebradaseca por la carrera 15. La
última parte corresponde al tramo entre el puente de Provenza y Papi
Quiero Piña, en Floridablanca.

Este grupo de licitaciones se suma al que se inició en agosto para la
realización de obras viales en un trayecto de 4.7 kilómetros,
comprendidos entre la avenida Quebradaseca con carrera 15 hasta el puente de
Provenza. Esta fase cuesta $30 mil millones y aún no ha sido asignada.

“Para el año entrante, queda pendiente organizar el tramo Papi
Quiero Piña hasta Piedecuesta, que involucra la construcción de
las estaciones, más el tercer carril, pero esta obra la realizará
la Concesión Los Comuneros”, sostuvo el gerente de Metrolínea,
Félix Francisco Rueda Forero. Según explicó el directivo,
también falta licitar la conexión del sistema con Girón,
el tramo que recorrerá la carrera 27 hasta la avenida Quebradaseca y
el trayecto entre el puente El Bueno (junto a la Terminal de Transportes) y
la Ciudadela Real de Minas.

A su vez, en diciembre de este año se escogerá por licitación
a los dos operadores de los buses del sistema y la empresa que se encargará
del recaudo de pasajes. La meta es que los buses de Metrolínea empiecen
a rodar en el primer semestre de 2007.

[Arriba]

Tercer carril a Piedecuesta ya tiene contrato firmado
A finales de septiembre, el Ministerio de Transporte, el Instituto Nacional
de Concesiones (Inco) y la Unión Temporal Los Comuneros firmaron el convenio
que permitirá construir el tercer carril de la Autopista Bucaramanga-Piedecuesta,
desde el puente de Provenza hasta la estación de servicio El Molino (Piedecuesta)
Este proyecto, necesario para la primera fase del sistema de transporte masivo
Metrolínea, se ejecutaría durante el próximo año,
a la par con las obras de Metrolínea sobre la Autopista.

Construir el tercer carril cuesta $23.500 millones, de los cuales la Unión
Temporal Los Comuneros, que maneja la concesión de la carretera Zipaquirá-Bucaramanga,
aportará $15.500 millones, a cambio de una ampliación del período
de operación. El dinero restante lo pondrá Metrolínea.

[Arriba]

Viaducto de la Novena: tres veces más barato
Entre las necesidades viales más urgentes del área metropolitana
de Bucaramanga está descongestionar el centro de la ciudad y permitir
un acceso más rápido a la Ciudadela Real de Minas. El viaducto
de la carrera Novena, en la solución más elaborada, requeriría
$85 mil millones para ser construido.

Sin embargo, este año se propuso construir un sustituto menos efectivo,
pero tres veces más barato ($29 mil millones) Para financiar el nuevo
proyecto, Telebucaramanga anunció que aportará $22.500 millones
de las utilidades del último año, y el alcalde Honorio Galvis
Aguilar sostuvo que el dinero faltante será solicitado a la Financiera
de Desarrollo Territorial (Findeter).

Con este nuevo proyecto no se construiría un viaducto sino dos puentes
de 160 y 70 metros, respectivamente. Según el Área Metropolitana
de Bucaramanga (AMB), las obras iniciarían a finales de este año
o a comienzos del próximo.

Ir al contenido