Santander honró al maestro

Mar 22, 2011 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.
“Maestro de maestros” fue la frase con la que el gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe, resumió la vida y obra de Alfonso Gómez Gómez, cofundador del Instituto Caldas y la UNAB, durante la ceremonia que las fuerzas vivas de la región le rindieron al hoy presidente de la Junta Directiva de la Universidad al cumplir 90 años de vida.

La frase de Serpa fue repetida por varios de los asistentes al acto, entre ellos el alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza y el rector de la UNAB, Alberto Montoya Puyana, quienes coincidieron en afirmar que la trayectoria profesional y académica de Gómez Gómez es un ejemplo digno de imitar por todos los santandereanos (ver recuadro).

El mandatario departamental le impuso la Orden al Mérito José Antonio Galán en su categoría Gran Cruz, “como una forma de destacar su aporte a la consolidación de la democracia, la defensa de los valores y la conquista de las grandes empresas de desarrollo”. Gómez Gómez recibió de manos del alcalde la Orden de Bucaramanga en su categoría Gran Cruz Extraordinaria, “por sus enormes aportes a la Patria”.

Otra distinción que recibió el homenajeado fue de los directivos del Colegio Integrado Alfonso Gómez Gómez de Galán (municipio santandereano donde nació el 12 de marzo de 1921). El alcalde de esa localidad, Ángel Miguel García, y el rector del plantel, Pedro José Santos Loza, encabezaron la delegación que le entregó la condecoración Botón Institucional Honor al Mérito porque “como persona y docente se caracteriza por su responsabilidad, espíritu de trabajo, carisma educativo, solidaridad, sencillez y sentido fraternal”.

Por su parte, el rector de la UNAB exaltó la trayectoria política y educativa de Gómez Gómez y dijo: “La vida nos obsequia grandes privilegios y uno de los más significativos ha sido el poder contar con la luz de este hombre que 90 años después de su nacimiento en Galán, se mantiene como un faro, compartiendo sin egoísmo todo el conocimiento que ha cultivado durante su existencia”, e indicó que como un homenaje de la Institución a su fundador, en adelante el Auditorio Menor llevará por nombre “Alfonso Gómez Gómez”.

Una vida de trabajo
Tras recibir las condecoraciones y escuchar las palabras de los oradores, Gómez Gómez se dirigió al público para agradecer el homenaje.

Durante su intervención el presidente de la Junta Directiva de la UNAB refirió cómo fueron los comienzos de la Institución. Con la frase “en vez de maldecir la oscuridad, encendamos la luz”, recordó el momento cuando junto con Armando Puyana Puyana y Carlos Gómez Albarracín decidieron enfrentar la discriminación política de la época con la creación de un colegio que fomentara la libertad impartiendo educación para todos.

También rememoró su trayectoria política, como concejal en Zapatoca, San Vicente y Bucaramanga; alcalde de Bucaramanga y gobernador de Santander; embajador en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, República Popular de China y Uruguay, entre otros muchos cargos públicos y privados que ocupó.

Insistió que su máxima obra está respaldada por la solidez del Instituto Caldas y de la Universidad y por las personas que allí se forman. “Los jóvenes suman forzosamente nuestros socios en este campo de luchas y de realizaciones que llamamos la Patria. Queríamos formar ciudadanos que, al llegar al campo de sus actividades, no vinieran únicamente a reclamar sus derechos sino a realizar sus deberes”.

Y agregó: “Esta obra de la educación es preciso recomenzarla todos los días, porque la humanidad nace y crece cada día” y parafraseando al filósofo español Fernando Savater quien sostuvo que “Han de formarse fábricas y no almacenes”, Gómez Gómez dijo que la educación “debe formar nuevos productos, nuevas selecciones de conocimientos en un Estado que ha de ser más paternalista en una situación cuando los padres quieren ser menos padres”.

Finalizó su discurso haciendo gala de su sapiencia literaria. Citó el poema “Yo soy un hombre sincero”, del cubano José Martí, para responder a quienes le preguntan que cómo se define; recordó que estando en Moscú como embajador en la antigua Urss leyó la poesía de Serguéi Esenin y la obra de Vikúlov de quien citó la frase: “Es en sus obras donde el hombre vive, pues todo lo demás queda olvidado”.

Visiblemente emocionado y con la voz quebrada, el fundador finalizó su discurso citando al poeta colombiano Porfirio Barba Jacob: “Decid cuando yo muera, y el día esté lejano, era una llama al viento? Era una llama al viento y el viento la apagó”.

¿Qué significa Alfonso Gómez Gómez para la región y el país?

Horacio Serpa Uribe, gobernador de Santander

Horacio Serpa Uribe, gobernador de Santander
Es un bastión importante del progreso de Santander, porque hablar de él es hablar de más de medio siglo sembrando soluciones, atendiendo urgencias, encontrando salidas apropiadas para el desarrollo, brindando posibilidades de crecimiento en todos los órdenes. En lo político sobresalió por su pulcritud, ética y por mirar esta profesión con un criterio de dignidad extraordinario, y en lo cultural y educativo es un hombre que ha estado siempre al lado del arte, la literatura y bregando por cultivar las más finas expresiones del intelecto. Por eso es un maestro de maestros.

Fernando Vargas Mendoza, alcalde de Bucaramanga

Fernando Vargas Mendoza, alcalde de Bucaramanga
Es el santandereano más ilustre, intelectual y de más ejemplo de la mitad del siglo pasado hasta hoy. Me siento honrado de poder acompanarlo en su cumpleanos y la lección que hoy nos da el maestro es que estas generaciones que hoy están viviendo, gobernando, impulsando el desarrollo en el sector público y privado, deben tomar ejemplo de la vida meritoria, ilustre y cívica de ese gran santandereano, de ese maestro de maestros.

Rafael Ardila Duarte, miembro de la Junta Directiva de la UNAB

Rafael Ardila Duarte, miembro de la Junta Directiva de la UNAB
Es un patriarca, una persona que da ejemplo, un ser que ha vivido para servir y ha servido para vivir. Es un gran académico, un companero de todos los momentos y una persona ejemplarizante.

Alberto Montoya Puyana, rector de la UNAB

Alberto Montoya Puyana, rector de la UNAB
Es un maestro de maestros. A él le deben mucho la educación, la política, el desarrollo del departamento y del país. Un hombre que es un ejemplo para todos los colombianos. Definitivamente la palabra que lo define mejor es maestro.

Gabriel Burgos Mantilla, ex rector de la UNAB

Gabriel Burgos Mantilla, ex rector de la UNAB
Es la representación de lo que debe ser un ciudadano de bien. Es ejemplo no sólo como persona, sino como político, educador y profesional. Es un modelo que ojalá todos los santandereanos deberían seguir.

Alfonso Valdivieso Sarmiento, ex Fiscal General de la Nación

Alfonso Valdivieso Sarmiento, ex Fiscal General de la Nación

Es ante todo la transparencia de un hombre público que por supuesto ha dado un gran ejemplo en la región y en el país. Nos ha inspirado a muchos y con absoluta seguridad seguiremos guiados por su ejemplo.

José Manuel Arias Carrizosa, ex ministro de Justicia y ex rector de la UNAB

José Manuel Arias Carrizosa, ex ministro de Justicia y ex rector de la UNAB

Su característica principal es la verticalidad, la rectitud absoluta en el ejercicio del Derecho, en donde a veces es difícil conservar la línea recta y algunos suelen perderla; él no sólo no la perdía, sino que aconsejaba a los demás a seguir el camino. Es un hombre con una inteligencia práctica inmensa, con la virtud de acercarse a los demás y eso para él es un placer, pues uno nunca escuchará una palabra despectiva de él o sobre él.

Ariel Armel, presidente de la Confederación Colombiana de Consumidores

Ariel Armel, presidente de la Confederación Colombiana de Consumidores

Significa la vida, porque lo que él ha sembrado se ha reproducido; y no solamente se ha reproducido, sino que ha vuelto a echar raíces. Un ejemplo como el de Alfonso Gómez Gómez vivifica, permanece y siempre existirá.

Ir al contenido