Siempre se aprende, cada día se crea un plato diferente

Abr 23, 2014 | Oferta educativa

Carlos Andrés Castellanos Carvajal es estudiante de quinto semestre de Gastronomía en modalidad virtual y desde hace cinco años trabaja en el Hotel Dann Carlton de Bucaramanga como encargado de los desayunos bufé.

Este amante de la comida típica santandereana considera que la pasión y el sacrificio son los ingredientes clave a la hora de conseguir las metas que se propone. Yo soy autónomo habló con este estudiante que sobresale en los ámbitos académico y profesional.

¿De dónde surge esa pasión por la gastronomía?

La verdad desde que era muy pequeño mi mamá me pedía que la observara cuando cocinaba y empecé a hacer mi propio almuerzo, hasta que llegué al punto en que ella me decía que cocinara yo porque tenía mejor sazón (risas).

Cumplí los 18 años y un amigo que trabajaba en el Hotel Dann Carlton me sugirió que entrara a laborar allá, pues había una vacante como auxiliar de cocina. El chef me dio la posibilidad a los ocho meses de haber ingresado de hacer un entrenamiento en la cocina.

Después de un tiempo me encargaron que hiciera los desayunos para los huéspedes. Tuve muchos nervios al inicio porque era atender clientes a quienes no les conocía sus gustos y hábitos alimenticios, pero gracias a Dios todo se dio.

Al año y medio de estar trabajando allá recibí la noticia que la compañía me había seleccionado para una capacitación en Bogotá acerca de diseño de bufés. Estuve 20 días en esa ciudad y fue algo muy importante para mi carrera, pues aprendí muchas cosas.

¿Cómo se da la posibilidad de llegar a la UNAB y cursar esta tecnología en modalidad virtual?

Como ya tenía unos conocimientos básicos en el área y entendía lo que iba a hacer, sabía que debía capacitarme. Este programa al ser virtual me ha dado la oportunidad de continuar con mi trabajo.

¿Cómo compagina la rutina en el hotel con las actividades académicas en la Universidad?

Ha sido un poco pesado porque tengo dos horarios en el hotel. Uno va desde la medianoche hasta las 9 a.m. y otro de 6 a.m. a 3 p.m. Salgo del trabajo y voy a la casa, ingreso a la plataforma y empiezo a revisar las actividades pendientes y como tengo una sala de Internet llego a las 4 p.m., estando allí voy realizando los trabajos mientras atiendo el negocio.

¿Cómo ha sido su experiencia con esta carrera?

En Gastronomía no es necesario estar 10 o 12 horas en un salón de clase. Es sobre todo la experiencia que se adquiere en el trabajo. Esto implica práctica, siempre se aprende, cada día se crea un plato diferente.

¿Cómo le ha parecido la información entregada por sus docentes y su metodología de enseñanza?

Estoy agradecido con la Universidad porque los profesores y los compañeros conforman un grupo bonito. Los docentes están bien preparados y te dan información valiosa que te permite seguir escalando para alcanzar tus propósitos.

¿Hay alguna clase de cocina que sea su favorita?

Me gustaría continuar con la cocina internacional, quiero salir y experimentar en otros lugares, hacer una especialización fuera del país y saber cuáles platos se hacen en esos sitios.

Hablando de la cocina colombiana, ¿existe algún plato que le guste preparar con frecuencia o alguno que haya realizado y le costó dificultad?

Ha habido varios platos difíciles, pero desde que las cosas se hagan con amor se busca la forma para lograr que salgan deliciosos. Hubo uno en particular y fue un cabro en salsa de hormigas culonas, pues hacer esa salsa con un ingrediente poco común podría parecer extraño. Sin embargo, obtuve un buen resultado.

¿Cómo se mantiene al día con las últimas tendencias en gastronomía?

Tengo una sala de Internet y trato de investigar recetas para hacer platos nuevos.

¿Cómo cree que está la cocina santandereana no solo en cuanto a sabores, sino también respecto a los profesionales que se dedican a ella?

Está muy bien posicionada. Algunos extranjeros que han llegado a la ciudad me han dicho que la comida santandereana es la más deliciosa que han probado.

¿Por qué les sugeriría a las personas estudiar Gastronomía en modalidad virtual?

El que quiera estudiar esto lo primero que debe tener es pasión por la cocina, porque no solo basta con decir quiero ser chef, sino que para llegar a ese punto hay que trabajar duro, sacrificar momentos especiales en familia para adquirir experiencia.

¿Hay algún chef nacional o internacional que admire?

Sí, mi jefe Iván Garzón, el chef ejecutivo del hotel donde trabajo. Considero que es una persona con trayectoria que me da consejos para hacer mejor las cosas.

¿Algo infaltable que debe tener una persona antes de preparar un plato?

Mucho amor y paciencia para no estresarse.

¿El aroma que más le gusta en la cocina?

Cuando se hacen las bases de las salsas. Por ejemplo, en una salsa napolitana el olor a tomate es delicioso.

¿Cuáles proyectos tiene a futuro?

Viajar a otros países para conocer su gastronomía y después crear mi propio restaurante de comida típica santandereana.

 

Información tomada de Yo soy autónomo revista, edición 49 de abril de 2014.

Ir al contenido