Siguen los robos en la Universidad

May 10, 2005 | Institucional

Por Juan Crisanto García

Continúan los golpes de los 'amigos de lo ajeno' en la Universidad, sin que los organismos encargados de la seguridad presenten una solución clara. El turno ahora fue para las Aulas de Informática.

Según dijo Abigail Tello Ríos, administradora de las Aulas de Servicio del Campus Central, "el 2 de abril se llevaron un ratón perteneciente al equipo 201 del Aula de Servicios; el 6 se robaron una chaqueta del archivador y el 9 otro ratón del equipo 105 de la misma aula". Tello Ríos agregó que "además se ha perdido dinero y artículos personales de funcionarios y estudiantes que laboran en las Aulas de Informática. Este tipo de pérdidas ocurre casi siempre en las noches".

El jefe del Departamento de Seguridad y Convivencia, Humberto Vladimir Rojas, dice que "se vienen dando una serie de situaciones que no ocurrían antes. Robos de bolsos, atracos. La gente dice que los vigilantes no aparecen a tiempo, que no están comprometidos y que son lentos".

En el robo de un bolso ocurrido en la celebración del Día de la Secretaria el pasado viernes 22 de abril en el Auditorio Mayor del Campus Central, Constanza Ordóñez Marcucci, secretaria del Centro de Estudios Latinoamericanos, comenta que minutos después del hurto ella salió en busca de un vigilante: "caminé toda la plazoleta hasta la puerta del Banco de Bogotá y no encontré ningún celador. Nadie me creyó del robo. No puedo decir si la seguridad sirve o no, pues yo ni siquiera la vi".

Frente al hecho, Rojas afirma que "las personas presentes dicen haber visto a una mujer sospechosa, dan sus características, cómo estaba vestida, pero nadie avisó. Salimos a buscar pero ya no estaba".

Leidy Johana Angarita, secretaria de la Facultad de Letras y del departamento de Humanidades y a quien el pasado 21 de abril le robaron el celular de la oficina, afirmó que "la ola de robos en parte es una falta de seguridad, pero también una falta de colaboración y solidaridad

por parte de toda la comunidad universitaria".

César Armando Sierra, vigilante de la empresa Chicamocha Ltda. y quien cubre los turnos nocturnos en la plazoleta central, dijo que es importante que "la gente colabore, que si ven a una persona extraña, le informen a uno para estar pendiente, pues por falta de información muchas veces no se puede actuar".

Ir al contenido