Talento joven de la UNAB

Abr 7, 2008 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.

A Carmen Alicia Jaimes Marín literalmente le ¿sonó la flauta¿.

Esta estudiante de noveno semestre de la Facultad de Música, que hace algo más de cuatro años llegó a la Universidad tocando de oído, es hoy una de las más reconocidas flautistas del país, pues fue seleccionada como una de las cinco instrumentistas de viento del programa ¿Lunes de jóvenes intérpretes¿ que promueve anualmente la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República.

Carmen Alicia atendió la convocatoria del programa realizada en octubre del año pasado y que es considerada como una de las más importantes ¿vitrinas¿ que tienen los jóvenes cantantes, instrumentistas y agrupaciones de Colombia. En esta oportunidad, cerca de 220 músicos aspiraron a ocupar una de las 25 plazas disponibles.

Los seleccionados son premiados con la posibilidad de presentarse en la Sala de Conciertos de la Luis Ángel Arango, reciben un pago por su actuación y tienen la opción de ofrecer un concierto en una ciudad del país diferente a Bogotá y su ciudad de origen.

La estudiante de la UNAB participó en la categoría ¿B¿, la de menores de 25 años. La otra categoría es para menores de 15. Junto con ella, se presentaron más de 60 instrumentistas de flauta, clarinete, saxofón, oboe y trompeta, de los cuales seleccionaron a cinco.

¿Todo ocurrió el 29 de octubre. Fue una experiencia única. No esperaba ganármela, pues llegué a una ciudad como Bogotá con fama de tener un nivel musical alto y gracias al apoyo de mi maestro Santiago Sierra, quien fue el que más me motivó a participar, pues pude vivirla¿, dice Carmen Alicia.

Recuerda divertida cómo fue ese día. ¿Llegué tarde, me perdí en Bogotá, porque no conocía la ciudad. Tomé el Transmilenio que no debía, me dejó en una estación que no era y yo ¿entaconada¿ y maquillada; fue terrible. Llegué a la eliminatoria corriendo y agitada; como flautista uno depende de su respiración y la altura me afectó. Cuando llegué ya se estaba presentando el quinto participante y yo era la séptima, entonces tomé la flauta, asustada, sola y lo único que hice fue soplar el instrumento y pasé al escenario. Estaba en ¿shock¿, pero simplemente toqué, disfruté y me metí en mi cuento¿.

Sin embargo, Carmen Alicia salió de su presentación desanimada. ¿Creía que había gente mejor que yo y no quería volver allá por la tarde a conocer el resultado. Prácticamente volví obligada y cuando leyeron el nombre con los cinco seleccionados, mi sorpresa fue enorme cuando me nombraron de primera¿, dice.

Carmen Alicia se presentará en la Luis Ángel Arango el lunes 12 de mayo. Como preparación, su profesor Santiago Sierra y el vicerrector Administrativo y Financiero, Gilberto Ramírez Valbuena, le programaron un concierto dirigido a la comunidad bumanguesa para el miércoles 30 de abril a las 6 p.m. en el Auditorio de Ingenierías. Estará acompañada por la pianista Marjorie Tanaka, docente de la Universidad Nacional de Bogotá.

 Nuevas metas

Debido a este triunfo profesional, Carmen Alicia debió aplazar su proyecto inmediato: recibir el título de Maestra en Música de la UNAB. ¿Este semestre me iba a graduar. Para mi concierto de grado había preparado un repertorio que fue tomado de todo lo que he tocado durante mi carrera, pero lo aplacé para prepararme para el concurso de Jóvenes intérpretes¿.

En esta presentación, Carmen Alicia interpretará obras de Johann Sebastian Bach, Frank Martin y Franz Schubert, entre otros, además de la pieza obligatoria colombiana que será ¿Sarta breve¿ de Pedro Sarmiento, ex coordinador académico de la Facultad de Música de la UNAB.

Ahora, Carmen Alicia no puede dejar de recordar sus inicios en la música cuando cursaba décimo grado en el Colegio Cooperativo Bucaramanga y era integrante de la banda marcial. ¿Empecé tocando tambor y lira hasta que una compañera llegó con una flauta traversa, me llamó mucho la atención, entonces empecé a aprender, pero con piccolo (flautín) que es un instrumento más pequeño, más agudo. En mi último año de bachillerato aproveché al máximo mi experiencia en la banda y empecé a crecer musicalmente, pero todo lo hacía por oído. Entonces ahí decidí estudiar música¿.

Hoy, sin ser una maestra ¿profesional¿, Carmen Alicia ya cuenta con una amplia experiencia. Pertenece a la Sinfónica, el Coro y la Banda de Vientos de la UNAB, además de la agrupación musical ¿Septófono¿. Ha salido del país con su flauta y ya piensa en seguir sus estudios en el exterior cuando se gradúe.

¿La flauta es otra extremidad de mi cuerpo. La considero como mi niña, mi bebé. A veces mis amigos me hacen bromas y me la esconden y siento un dolor de madre por saber dónde está. Es mi compañera fiel de mis viajes y sé que de aquí en adelante va a estar a mi lado hasta que muera¿, afirma con orgullo.

 

Ir al contenido