Taller para descubrir la creatividad de las estudiantes Universitarias en los procesos escriturales

Sep 29, 2008 | Institucional

Solo deseo compartir un taller que he practicado durante varios años con mis estudiantes con interesantes resultados. Algunos profesionales piensan que ese pequeño paso dado en una aula lejana, les permitió acercase a escribir con mayor libertad. El taller es tan simple que les causará una pequeña sonrisa, me dirán esto lo he hecho muchas veces y ésta afirmación es cierta, es tan elemental, tan agradable y desencadenante que lo describiré acompañado con unos escritos de mis estudiantes: Disponga de una salón con un ambiente agradable desde la dimensión ecológica; lleve un cuadro de pintura al oleo, (cualquier obra artística), una grabadora, y un CD con música clásica.

Como ustedes lo están percibiendo sentimos hasta el canto de los pájaros y el arroyo que se desprende de las montañas, casi sentimos el olor de la guayaba y los trapiches moliendo la caña santandereana; el piano es sugerente, el violín vibra y penetra por los espacios del espíritu. Tenemos ante nuestros ojos la pintura de la santandereana María Luz Fanny González Pinzón, maestra jubilada de la otrora Normal Superior de Señoritas de Bucaramanga; de fondo escuchamos una, a una, las cuatro estaciones de Vivaldi.

En este instante, estamos en un ambiente cómplice del ingenio; la creatividad se ha colado en nuestro ser y lo inunda, lo desborda y ellas inician el hermoso ritual de la escritura; según Vygotsky, nos hemos aventurado por el sendero que nos lleva a la zona del aprendizaje próximo, comenzamos a construir un escrito nuevo desde las experiencias vitales de las estudiantes. A continuación los invito a disfrutar del taller escritural que duró dos horas. Dentro de los trabajos queremos destacar el de Gloria Andrea Briceño Cepeda, “Un paraíso irreal” ; Jenny Juliana Arenas Aguilera, “Los colores de la vida”; Débora Ximena Escalante Rodríguez, “Volviendo a nacer” ; Yuly Mayerly Gómez Rincón “Sueño ideal”  y Leidy Cecilia Rodríguez "Armonía”.

Ir al contenido