Temporada de útiles escolares

Feb 1, 2011 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

La primera tarea del año para los padres de familia comienza con la compra de los útiles escolares que piden las instituciones educativas.

En esta época los colegios e instituciones que tienen calendario A empiezan su jornada escolar, y a los alumnos les exigen herramientas para cumplir con el Proyecto Educativo Institucional.
Sin embargo, la compra de estos se convierte en una tarea costosa, más para unas familias que otras; ya sea por exigencias de productos de colegios privados o la situación económica de estudiantes de instituciones públicas. Por otro lado, se encuentran los famosos ‘útiles inútiles’ que algunas madres afirman que ya no ven tanto, así como Laura Melissa Contreras Mesa: “Mi lista nunca ha sido exagerada y no me han pedido hasta ahora ningún útil inútil” o Yadile Díaz García: “La lista para mi hija sale entre 100 mil y 130 mil pesos, me parece un gasto moderado y no le han pedido ningún útil inútil”. Aunque vendedores expresan que los padres se han quejado por listas en las que exigen artículos de marcas específicas, como dice la administradora de la cacharrería Granero Oriental número 4, ubicada en el centro de la ciudad, Rosalba Cárdenas Soledad: “Los papás a veces se quejan de las listas, porque piden Prismacolor y ellos no tienen plata para cosas caras”, o la vendedora de la papelería Garabatos, ubicada en el Centro Comercial Cabecera III etapa, Diana Rueda Cordero, quien dice que “se han quejado de que les piden juegos didácticos costosos, cosas que no se consiguen. Sobre todo en los colores de las carpetas, hay colores que no llegan y los hacen buscar por todas las papelerías o la referencia específica de las carpetas Keepermate”.
15 comparó los precios de útiles pedidos por colegios públicos y privados, que se compran regularmente en el centro de Bucaramanga o en supermercados y papelerías. De 40 mil a 50 mil pesos se gastan en útiles los padres de un alumno que pertenece al sector educativo oficial y de 80 mil a 90 mil pesos, un estudiante que pertenece al sector privado, en el centro de la ciudad. Por el contrario, de 90 mil a 100 mil pesos paga una familia por un escolar de institución pública y de 120 a 200 mil pesos por uno de entidad privada, en almacenes de cadena o papelerías.
El secretario de educación municipal, Luis Alfonso Montero Luna, afirmó que “nosotros no le pedimos a los estudiantes del sector oficial útiles inútiles, se les pide de acuerdo a su capacidad económica. Por el contrario, en el sector privado cada institución hace los requerimientos necesarios que consideren por la condición de sus estudiantes. Si los padres de familia consideran que se les han pedido muchos útiles pueden acercarse a la dependencia Núcleos de la Secretaría”.
Los vendedores que trabajan con esta área comercial afirman que esta jornada escolar se extiende hasta finales de febrero y que los padres podrán encontrar productor surtidos y precios variados para todos los bolsillos.

Ir al contenido