Terapia de la risa llega al Hospital del Norte

Sep 24, 2007 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Pastor Virviescas G?mez
pavirgom@unab.edu.co

El antecedente m?s conocido es el encarnado por el actor Robin Williams en la pel?cula Patch Adams. Basada en una historia real, un m?dico estadounidense descubre que disfraz?ndose de payaso y llev?ndoles alegr?a a sus pacientes no s?lo lograban superar los estados de depresi?n por estar entre las cuatro paredes de un hospital, sino que hab?a una m?s pronta recuperaci?n.
Inspirados en Adams, pero tambi?n en la cient?fica Ana Freud con la ludoterapia y en el ejemplo de lo que hacen la Fundaci?n Doctora Clown en Bogot?, Contacto en Manizales o Bola Roja en Per?, tres estudiantes de la Facultad de Medicina de la UNAB, sacaron tiempo de donde no lo tienen, trabajaron en una propuesta y a pesar de que inicialmente se las rechazaron en otra instituci?n, se fueron con sus trajes, pinturas, globos, estampas, burbujas, guitarras y bolas de ping pong en su nariz al Hospital del Norte.
15 acompa?? el pasado 10 de septiembre a Camilo Augusto Rojas Berm?dez, Jos? Fernando Tovar Valle y Eder Ariel Lancheros Garc?a, quienes cursan sexto semestre de Medicina, al nivel de Pediatr?a de esta instituci?n que brinda servicios a esa otra Bucaramanga llamada Ciudad Norte.
Se metieron a un cuarto de dos por dos metros y despu?s de 15 minutos salieron convertidos en otros seres. Iban acompa?ados de sus colegas de la UIS, Paula Camila Villabona, Carolina Mart?nez y Gustavo Cuadros, a quienes les echaron el cuento y los convencieron de poner en pr?ctica la terapia de la risa.
Luego de dos horas de llevar un mensaje de optimismo a los ni?os y sus padres, los clown de la UNAB explicaron en qu? consiste y hacia d?nde van con su experimento. Luego se volvieron a cambiar, se despidieron de los ni?os y a correr, porque ten?an clase de Ingl?s con la profesora Sandra C?ceres, que ve?a con inquietud como Eder, Jos? Fernando y Camilo no terminaban de quitarse el maquillaje.
Ellos, aunque algunos los miren como bichos raros, son pioneros, porque quienes en otras ciudades practican la terapia de la risa, son actores y eso los convierte en los primeros estudiantes de Medicina que lo hacen.

?C?mo concretaron la idea?
J.F.T.V.: La idea viene del a?o pasado al ver que cuando hac?amos pr?cticas not?bamos la importancia que hay de un buen trato con el paciente y brindarle otro ambiente, en el cual se promoviera el buen sentido del humor. Al ver pacientes que estaban deprimidos o bajos de ?nimo, dijimos ?hay que hacer algo! Nuestra b?squeda es que m?s pabellones de Pediatr?a practiquen terapia de la risa, pero tambi?n sabemos de los beneficios que este m?todo tiene en los adultos y en especial en los ancianos.

?Es romper con el esquema del m?dico que se limita a mirar, preguntar y diagnosticar y que pase el siguiente?
E.A.L.G.: Para nosotros es muy importante el hecho de no estamos tratando enfermedades solamente, sino pacientes con enfermedades. Debemos dejar de decir ?el paciente con diabetes?, ?el paciente con c?ncer? o el ?paciente de la cama tres?, sino el ser humano que tiene un nombre y unas necesidades. Por eso es importante llevarles una mirada humana, un enfoque bio-psico-social.

?Qu? factores tienen en com?n?
C.A.R.B.: Lo que nos une desde un principio es que somos amigos y nos hemos dado cuenta que estar hospitalizado es de las peores cosas que le puede pasar a una persona. As? que nos reunimos, propusimos nuestras ideas y dijimos ?qu? vamos a hacer?. Esa es una idea que entre todos la vamos a sacar adelante.

?Qu? opinan sus compa?eros en el Campus El Bosque cuando los ven disfrazados?
J.F.T.V.: Tenemos las dos miradas: hay gente que nos ha apoyado y aprueban lo que estamos haciendo, y otros que nos dicen que esto no tiene nada que ver con Medicina y que no tiene ning?n fundamento acad?mico. Lo que hacemos es sencillamente considerar no s?lo lo org?nico y que el paciente est? enfermo, sino que miramos el contexto en el cual se encuentra.

?C?mo fue la primera incursi?n?
C.A.R.B.: Nervios y ansiedad, porque ten?amos muchas cosas planeadas pero en el momento de salir al escenario, que es la habitaci?n, uno se tiende a nublar, pero prima la motivaci?n. Pero el hecho de ser amigos, sumado a la improvisaci?n y que es nuestra forma de vivir alegres, nos facilita el trabajo. Apenas vemos que el paciente o el familiar est?n ri?ndose, pensamos que afuera, detr?s de un disfraz y una nariz roja, est? la persona que va a ayudar y que por dentro est? el m?dico que llevamos.
E.A.L.G.: Cuando nos ponemos la nariz es importante olvidar que estamos haciendo el rid?culo. En ese instante empezamos a actuar. Hace poco vimos un documental en el canal Discovery, de los Doctores de la Alegr?a, que hacen esto mismo en Brasil, y quienes dec?an que el hospital puede ser un lugar est?ril bacteriol?gicamente hablando, pero no puede ser un lugar est?ril de sentimientos. Lo que pretendemos es una proyecci?n social y mirar al paciente de una forma humana.

?Qu? pasos siguen en su tarea?
E.A.L.G.: Tenemos ganas de mirar hacia otras instituciones de salud como la Foscal y el hospital de Floridablanca. Tambi?n queremos hacer en el mediano plazo hacer un proyecto de investigaci?n porque en Colombia hay pocos estudios sobre terapia de la risa y su relaci?n con la recuperaci?n de los pacientes. Y claro, estamos con las puertas abiertas para quienes vengan con propuestas y est?n dispuestos a colaborar.

?Y si el paciente dice que no quiere verlos?
?J.F.T.V.: Ya nos ha pasado y a trav?s de la expresi?n o de las l?grimas lo hemos ido viendo. Tenemos que entender que entre el clown, los pacientes, los visitantes y el resto del personal m?dico hay una interacci?n, y no siempre las personas nos van a recibir de manera correcta. Por eso siempre preguntamos: ??Podemos entrar?? Si nos dicen que no, respetuosamente nos despedimos o hacemos algo por fuera para llamar su atenci?n y as? poder entrar; pero nunca obligamos a nadie a que nos tenga que ver o escuchar. Lo ?nico que nos interesa es brindarles un rato agradable a las personas.

?Qu? aspectos han notado que deben mejorar?
C.A.R.B.: Debemos educarnos en animaci?n y mejorar la parte del teatro. Tambi?n algo de magia y malabarismo, pero ha sido vital el aporte de Jos? Fernando, quien est? en el Grupo de Teatro de la UNAB con Chalo Fl?rez, y nos ha ense?ado mucho. Todo se complementa y esta experiencia nos ha servido para entender que la Medicina es una ciencia pero tambi?n un arte.

Ir al contenido