Un virtuoso del clarinete

Nov 10, 2008 | Institucional

Tiene apenas 21 años de edad, cursa cuarto semestre en el Conservatorio de la Universidad Nacional (Bogotá) y ya es una de las revelaciones en el ámbito colombiano. Tal es así que el Banco de la República lo seleccionó para ser parte de la Serie de los Jóvenes Intérpretes, lo cual le permite ir por el país contagiando con sus melodías y un estilo sencillo a quienes tienen la suerte de escucharlo.

Esta vez lo hizo acompañado en el piano por otro joven, Miyer Garvin, y con versatilidad pasó de una sonata de Camilla Saint-Sáëns, a una pieza de Giachino Rossini y luego dio el salto a las tonadas de su tierra, con Fantasía 1 de Diego Armando Castro, el bambuco Fantasía en 6/8 de José Revelo y el pasillo “Gloria Eugenia”, de Manuel José Bernal.

Como el público lo despidió con una ovación, Julio César Panadero no tuvo más alternativa que fajarse un solo de clarinete con el que acabó de cerrar con éxito la noche.

Después de atender a un par de estudiantes de la Facultad de Música de la UNAB que lo abordaron maravillados, Vivir la UNAB dialogó con este virtuoso que apenas hace 15 días recuperó el clarinete RC Buffet que sus amigos franceses Emanuelle y Guillaume Gambert le habían regalado, el cual le fue robado hace un año y medio por un asaltante que cuchillo en mano le quitó en Bogotá no cualquier objeto, sino su compañero del alma.

Nos contó que se inició en la música a los 12 años en la banda de su pueblo y luego entró a la Fundación Batuta. “Comencé tocando musiquita chisguera, como la llaman los clásicos; música colombiana para mí. En Batuta conocí a los dos franceses, a quienes les encantó como tocaba la música colombiana y me regalaron el clarinete que terminé recuperando de manos de un tipo que lo estaba vendiendo y le había cambiado la referencia para que nadie lo reconociera”, dijo.

Ha formado parte de la banda sinfónica del Ejército y de la banda sinfónica juvenil de Sibaté, e incluso ya estuvo en España con el grupo folclórico Xiue, de Sibaté.

El ambiente que había en Silvania por las ‘bandas pelayeras’, hizo que Julio César Panadero tuviera una primera aproximación a la trompeta, instrumento que no resultó ser su fuerte, como sí el clarinete, en lo que influyó que su padre lo criara escuchando al maestro Lucho Bermúdez, quien se convirtió en su referente, aunque éste no tocara música clásica. “Entre más sé de él, me doy cuenta que somos ignorantes de todo lo que hizo”, afirmó.

Mayor informacion en Vivir la UNAB

ng> Ponencia central (videoconferencia. Dr.  Miguel Crespo- Consultor internacional en el tema de las TIC- Docente de la UNAB –Programa Maestría en Tecnología Educativa y Medios Innovadores en Educación).

Viernes 17 de junio

  • 8:00 a.m. – 9:30a.m. Ponencia de la Dra. Luz Estella Giraldo. Directora Maestría en Pedagogía UIS.

Vea las transmisiones haciendo clic AQUÍ.

 
NOTA: Recomendamos ver las transmisiones por los navegadores Internet Explorer 7 ó por Mozilla Firefox 3.5 en adelante.

Ir al contenido