Una abogada que se abre camino en la OEA

Jul 31, 2006 | Institucional

Por Pastor Virviescas Gómez
En cuarto semestre de la Facultad de Derecho, Silvia Juliana Serrano Guzmán cursó la materia electiva de Derechos Humanos con la profesora Esther Parra y encontró la que se convertiría en el área para su ejercicio profesional. Llegó hasta tal punto su atracción, que por estar sustentando el trabajo de su pasantía no remunerada en Washington (Estados Unidos), no pudo asistir el pasado 15 de julio a la ceremonia en la que se graduaron sus compañeros abogados.

Serrano Guzmán acudió el lunes 24 de julio a graduarse por “ventanilla” en Secretaría General y a contarle a María Teresa Camargo Abello, directora de la Oficina de Relaciones Internacionales de la UNAB, lo bien que le fue con su trabajo durante seis meses en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un organismo adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA), pero de carácter independiente que hace las veces de juez para decidir si los Estados tienen responsabilidad o no en los casos de violación que llegan a sus manos.

“Trabajaba con los escritorios de Venezuela, Bolivia, Costa Rica, Perú, República Dominicana y México apoyando el trámite de casos ante el Sistema Interamericano, presentando informes, proyectando documentos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que ella decida”, manifiesta, sin entrar en detalles “porque hay una cláusula de confidencialidad que no me permite dar detalles”.

Tuvo que estudiar casos de tortura y desaparición forzada, pero quizás lo que más le llamó la atención fueron los referidos a contaminación derivada de proyectos de desarrollo.

El resultado ha sido satisfactorio y por esa razón es casi un hecho que la Comisión formalice un contrato de prestación de servicios por otros seis meses con Serrano Guzmán, quien reconoce la importancia de los conocimientos y valores que la Facultad de Derecho y la UNAB le han proporcionado.

Ella ya había tomado parte a nombre de la UNAB en los concursos nacionales e interamericanos de Derechos Humanos de 2004 y 2005 como participante y entrenadora, respectivamente, y luego realizó una pasantía en la ONG Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, con sede Washington.

“Meterse en Derechos Humanos es un asunto de vocación, porque es un tema de sensibilidad por la situación ajena”, dice Serrano Guzmán y aplaude de su Facultad que permita vislumbrar qué campo del Derecho es el de cada quien. “Por ejemplo, desde quinto semestre se hacen seminarios en los que uno escoge si quiere enfatizar en lo público, laboral o penal, y eso facilita que uno se ubique en un lugar determinado”, agrega.

Le gustaría que así como Derechos Humanos ya no es una materia electiva, sino que pasó a formar parte del currículo, debería disponer en el futuro de formación en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, “porque muy pocos abogados conocen cómo presentar demandas ante la Comisión Interamericana y porque cada día aumenta el número de compañeros interesados en el asunto”.

Serrano Guzmán, que vivía en una habitación que le alquiló una familia estadounidense y se ganaba unos dólares trabajando en un restaurante, descarta convertirse en una burócrata más. Y aprovecha para recalcar la importancia de defenderse con el idioma Inglés: “en mi trabajo es necesario porque no todos los comisionados hablan castellano”, dice.

Su aspiración a los 23 años, es seguir estudiando, cursar una maestría en Derechos Humanos y abrirse campo.

Recomienda a sus compañeros que estudian Derecho en la UNAB, “que se vayan preparando para el momento en el que culminen su carrera tengan la idea de qué es lo que quieren y busquen las vías, porque el Derecho es demasiado amplio y es imposible cubrirlo todo”.

Por último Silvia Juliana Serrano Guzmán, resalta el soporte que en cuestión de trámites le brindaron en la Oficina de Relaciones Internacionales, así como el apoyo que le ha dispensado su decano Juan Carlos Acuña Gutiérrez.

Su hermana María Cristina es profesora de la Facultad de Ingeniería de Sistemas.

Ir al contenido