Una obra para los chiquis

Mar 9, 2009 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.

Con una inversión cercana a los 1.100 millones de pesos, los directivos de la Universidad le cambiaron la cara a la sección de preescolar del Instituto Caldas.

Desde el pasado 2 de febrero, los 98 niños de tres a seis años que cursan párvulos, prejardín, jardín y transición, reciben sus clases en este nuevo espacio conformado por dos plantas, ocho salones, cuatro baterías de baño, una sección de juegos infantiles y patios para recreación.

¿Todos estamos felices: los niños, profesores y padres de familia, porque además de que el diseño arquitectónico es agradable visualmente, todos los materiales que se utilizaron para la construcción son de seguridad: pisos antideslizantes en las áreas comunes, no hay escaleras sino rampas y el piso de los salones está hecho en caucho antiinflamable y que además evita que cuando un niño se caiga, sufra un golpe fuerte. Todo fue pensado de tal forma que los niños estén totalmente seguros dentro de las instalaciones¿, dijo Claudia Lucía Salazar Jaimes, rectora del Caldas.

¿Me gusta más este edificio, porque tiene un parque nuevo y porque tiene baños bonitos y timbre para saber que se acabaron las clases y los recreos¿, dijo Santiago Bernal Argüello, estudiante de transición; su compañera, Logan Valeria Ortega Peña, agregó: ¿Lo que más me gusta son las ventanas porque son azules. También me gustan mucho los baños porque tienen cuadritos azules¿.

Por su parte, el vicerrector Administrativo y Financiero de la  UNAB, Gilberto Ramírez Valbuena, manifestó: ¿Al Caldas lo sometimos a un estudio estratégico y al desarrollo de un plan de desarrollo con una firma de consultoría para darle un nuevo norte. De ese plan se derivaron medidas como volver al calendario A, darle un énfasis importante al preescolar para tener una base asegurada de muchachos que van a estar todo el bachillerato en el plantel y que después articularemos con la Universidad, y adicionalmente hay otros proyectos que están avanzando, como el fortalecimiento del área comercial del colegio con una persona que está exclusivamente dedicada a ese tema y que en estos seis meses ya arrojó los primeros resultados positivos¿.

El vicerrector hizo referencia al aumento del número de estudiantes que antes de noviembre del año pasado se acercaba a 600 y que hoy llega a los 830.

¿Aspiramos que el año entrante el Caldas esté en su capacidad total con 890 a 900 muchachos, que son los que caben en una jornada. Incluso podríamos pensar en implementar dos jornadas. Hoy tenemos buenos resultados, mientras que hace un año estábamos preocupados porque perdíamos estudiantes y por el equilibrio financiero, situaciones ya superadas. El Caldas es la ¿mamá¿ de la Universidad y es la semilla de los estudiantes que aspiramos en un futuro tener aquí¿, concluyó.

Ir al contenido