Una Planta Piloto para la docencia e investigación

Nov 19, 2014 | Oferta educativa

Por Pastor Virviescas Gómez

pavirgom@unab.edu.co

Contadas en los dedos de una mano son las instituciones de educación superior que pueden darse el lujo de disponer de un Laboratorio de Planta Piloto, dotado de la más avanzada tecnología y renovado con una inversión de cerca de 550 millones de pesos, con lo que pasa a convertirse en un referente regional y nacional, no solamente en el área de la docencia de pregrado y posgrado sino también a nivel de investigación por cuanto está abierto a las empresas y científicos interesados.

En la ceremonia del pasado 13 de noviembre, el rector de la UNAB, Alberto Montoya Puyana, dio al servicio este Laboratorio avaluado ahora en mil millones de pesos, y manifestó que esta es una evidencia más del compromiso de esta Institución con el desarrollo de Santander y de Colombia, para el cual es indispensable la coordinación de esfuerzos entre Universidad-Empresa-Estado.

También el representante de la Vicepresidencia de Innovación y Tecnología, Andrés Reyes Harker, recibió con beneplácito este logro de la UNAB y dijo que va en la dirección que debe trazarse la Academia para generar más y más patentes, terreno en el que en los últimos años ha mandado la parada el Instituto Colombiano del Petróleo (ICP).

El decano de Ingenierías Físico-Mecánicas, Germán Oliveros Villamizar, precisó que la Planta Piloto UNAB es la apropiada para investigación aplicada y para solucionar problemas de procesos en empresas del sector industrial en lo relacionado con agroindustria, lácteos, petróleo y gas, alimentos, tratamiento aguas residuales y biocombustibles. En cuanto a la docencia, se beneficiarán los estudiantes de Ingeniería en Energía e Ingeniería Mecatrónica, de las cátedras de Termodinámica, Termoprocesos, Fenómenos de Transporte, Transferencia de Calor, Instrumentación y Control, Teoría de Control y Automatización, entre otras.

“La UIS cuenta con una Planta Piloto de características similares, pero no tan avanzada en tecnología electrónica y de comunicaciones”, señaló el decano, quien dijo que está habilitada para operar en condiciones similares de presión y temperatura que las plantas industriales. La planta cuenta con sistemas de adquisición de datos, supervisión y control (sistema Scada), facilitando la    automatización y disminuyendo el tiempo necesario para el estudio y la optimización de un proceso concreto.

Oliveros Villamizar recordó que la línea de desarrollo de la Planta Piloto en el año de 2003, primero con el profesor Leonardo Virviescas Camacho y luego con el docente Álvaro Rey; continuó luego con los profesores que se fueron incorporando a la Facultad en las áreas de Termofluídos, Instrumentación, Control y Automatización, y su dotación se fue perfeccionado de acuerdo con las necesidades en la formación académica.

“Se podría pensar que resulta mejor en utilizar, con la tecnología de hoy, herramientas para simulación de procesos; sin embargo éstos no pueden sustituir a las plantas piloto, ya que no son capaces de predecir el comportamiento de nuevos procesos, de los que no existen datos disponibles, ni de procesos complejos”, señaló Oliveros Villamizar.

De esta forma, la UNAB cumple con su misión de generar confianza en la formación académica en ingeniería, y a su vez con la exigencia del sector productivo nacional a la Universidad colombiana: que la formación superior en Ingeniería se acerque más al empresariado en la solución de los problemas que le permitan ser más competitiva, dijo el decano Oliveros.

Ir al contenido