Una vida dedicada a la Medicina

Ago 6, 2007 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.

¿Las obras y los hombres con grandeza, son sencillos¿.
La frase es de Virgilio Galvis Ramírez, director de la Fundación Oftalmológica de Santander-Clínica Carlos Ardila Lülle (Foscal) y miembro de la Junta Directiva de la UNAB. Esa sentencia define el perfil de este hombre que ha dedicado más de 30 años de su vida al ejercicio de la Medicina.
Galvis Ramírez, con su conferencia ¿Experiencia de una vida al servicio de la Medicina¿, fue el invitado de honor al acto de inauguración del IV Congreso de Actualización Médica UNAB ¿Oftalmología integral al alcance de todos¿ en la noche del jueves 2 de agosto. El Congreso culminó el sábado 4 de agosto.
Durante su intervención ¿colmada de máximas y adagios, una característica particular de Galvis Ramírez¿, recordó lo que sucedió en su vida personal y profesional una vez llegó a Bucaramanga en 1975 ¿estrenando¿ el título de oftalmólogo de la Universidad de Antioquia.
Contó cómo se gestó la Fundación Oftalmológica de Santander (FOS), luego de una ¿palomita¿ de 48 días en la dirección del entonces Hospital Universitario Ramón González Valencia, cuando consiguió recursos para esa especialidad en el centro asistencial. Sin embargo, malos manejos de quienes lo sucedieron en el cargo lo obligaron a crear el que hoy es considerado uno de los mejores centros asistenciales del país.
También mencionó los nombres de personas que lo acompañaron y algunos que aún lo acompañan en su trasegar por el mundo profesional. Entre otros, Julio Carrizosa y Gabriel Zárate, quienes donaron los terrenos para construir la FOS; Milton Salazar, quien regaló el movimiento de 5.000 toneladas de tierra para su construcción; Carlos Ardila Lülle, quien a principios de los años 90 donó 1,5 millones de dólares para la institución y Juan Carlos Mantilla, hoy director médico de la Foscal, quien lo secundó en la gestación de la FOS y de su otra obra ¿consentida¿: la Facultad de Medicina de la UNAB.
¿Una cosa es vender gaseosa y otra es vender Coca-cola; una cosa es vender una hamburguesa y otra cosa es vender Mc Donald¿s. Así también pensamos que la Foscal necesitaba su propia marca médica y en 1996 con Juan Carlos Mantilla y la hoy vicerrectora Académica, Eulalia García, gestamos la Facultad de Medicina con el objetivo de hacer señores para la Medicina y no profesionales para un  mercado¿, explicó.
Y agregó: ¿Desde entonces en el día a día de nuestro ejercicio profesional buscamos promoverlos a ustedes, publicitarlos, vender ese sello de garantía de la UNAB que los ha de identificar como hombres de bien al servicio médico de la comunidad¿.
También se refirió a su designación como ministro de Salud en 1998. ¿De las cosas difíciles que encontré, fue el manejo del poder (…) me enseñó una gran dosis de humildad para combatir la vanidad, para lograr seguir siendo el mismo; para después de subir y subir no caer en desgracia, como guayaba madura. Me ayudó a crecer, a madurar, me dio contactos, pero en la praxis fueron los años más dolorosos de mi vida¿.
Así fue la conferencia de Galvis Ramírez. Más que una disertación, fue una charla informal. Una charla que culminó con dichos, a manera de consejos para las nuevas generaciones de médicos: ¿Siembra  hoy si esperas recoger mañana; es más importante el balance social que el económico, pues el  primero sí lleva con éxito al segundo; el que a buen palo arrima la sombra lo cobija, en otros los pájaros lo ensucian; caminante no hay camino, se hace camino al andar. No busquen caminos fáciles, los pétalos se convertirán en espinas¿.
Y concluyó: ¿El éxito no es un don de pocos, solo que está reservado para los mejores. No es fácil acceder a él, pero con la conciencia que es la presencia de Dios en nosotros y el tesón, que es el arte de trabajar con pasión, los campeones seguimos jugando hasta ganar¿.
Galvis Ramírez se despidió anunciado que para el año 2010 espera entregar el Complejo Médico Universitario del Sur. ¿Una moderna planta física de connotación docente asistencial, dotada con auditorios y la infraestructura necesaria para convenciones, parqueaderos, consultorios, áreas comerciales proporcionales al proyecto y en el que la Foscal, el Gobierno y la UNAB serán protagonistas¿.

Ir al contenido