UNAB e Hidrosogamoso, alianza en beneficio de la comunidad

Feb 7, 2011 | Institucional

Por Javier Ferreira
La UNAB está presente en el proyecto de infraestructura más importante que se desarrolla actualmente en Santander: la construcción de Hidrosogamoso o embalse Latora (dialecto de los indígenas yariguíes que significa sitio que domina el río). El papel que juega la Institución es el de administrar la Unidad de Gestión del Empleo y el proyecto de Comunicaciones y Atención a la Comunidad.

La directora de Educación Continua, Consultoría y Extensión Cultural de la UNAB, Luz Emilia Jiménez, dice que administrar esta dependencia permite que la Universidad logre mayor visibilidad en el contexto nacional y que sus estudiantes y egresados adquieran mayor experiencia. “Son proyectos donde nosotros hacemos un trabajo y la entidad contratante, que es Isagen, paga por ello. Lo económico es importante pero también hay otras cosas relevantes, como poder inferir en el desarrollo de un proyecto de esta magnitud, hacer que nuestros egresados pongan su conocimiento en el mismo y se fogueen profesionalmente”.

En las dos oficinas trabajan 17 personas, en su mayoría egresados de la UNAB, y actualmente cuenta con apoyo de practicantes de programas académicos como el de Comunicación Social.

La Unidad de Gestión del Empleo está constituida por un consorcio del que hace parte la UNAB, junto con la Corporación de Estudios Regionales del Magdalena Medio (CER), Sena, Cámara de Comercio de Barrancabermeja, Fundesmag, y Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio; se encarga del proceso de contratación de personal para la obra tanto profesional como mano de obra asistencial, desde la convocatoria para cada cargo hasta la ejecución del contrato. “En cada contrato que Isagen hace con sus contratistas hay una cláusula que los obliga a que la vinculación laboral de sus trabajadores tiene que hacerse a través de esa oficina”, explica Jiménez. La prioridad, señala, es que se contrate personal de la región o el departamento.

En el momento de los 4.500 trabajadores de Hidrosogamoso el 40% son de las zonas aledañas al proyecto que se construye en el sector del puente de La Paz, sobre el río Sogamoso en la vía Bucaramanga-Barrancabermeja, y de los municipios en los que incidirá directamente el embalse cuando sea llenado a finales de 2013 (Betulia, San Vicente de Chucurí, Zapatoca, Lebrija, Girón, Los Santos, Barrancabermeja, Sabana de Torres y Puerto Wilches); el 16% personal santandereano y el 44% del resto del país. “Lo que hacemos es recoger la necesidad de los contratistas y hacer toda la promoción en los municipios, principalmente los nueve más relacionados con el proyecto, utilizando el sistema nacional del empleo que utiliza el Sena, con unos ajustes para que priorice Santander”, expone. Actualmente hay 12.500 personas en la base de datos para contratación.

“En Comunicaciones y Atención a la Comunidad se maneja la estrategia de comunicaciones del proyecto y el trabajo de atención a la gente de la región, recepción de quejas, acompañamiento a las comunidades y atender todo tipo de inquietudes. Isagen nos contrató para desarrollar estos proyectos pero no los ha delegado en su totalidad, es decir, si hay una reunión con la comunidad nosotros no vamos solos, siempre tenemos acompañamiento de la empresa”, explica.

Para quienes trabajan al frente de esta oficina la experiencia ha sido de mucho aprendizaje, especialmente en el trato con las personas. María Teresa Piña Cañas es egresada de Ingeniería de Sistemas de la UNAB, trabajó cinco años en UNAB Virtual y hace parte de la Unidad de Gestión del Empleo desde que comenzó en agosto de 2009. Ella dice que “el contacto con las personas y los contratistas ha sido importante. Eso me ha enriquecido mucho profesionalmente. Uno adquiere conocimiento porque trabaja en contratación y aprende a cómo se debe presentar para una entrevista y cómo hacer las hojas de vida”.

Otra de las personas que trabaja en la dependencia es la trabajadora social Alba Lucía Santos Rueda, quien considera que se ha logrado hacer un buen equipo de trabajo en beneficio del proyecto Hidrosogamoso y la gente de la región. “Estamos satisfaciendo necesidades económicas de mucha gente. Sobre todo la gente cercana que no había tenido un trabajo formal, porque la mayoría eran pescadores o agricultores y ganaban al día. Muchos no habían tenido seguridad social, primas vacacionales ni cesantías”, dice.

También para Claudia Patricia Suárez Mazo y Noemí Martínez Morales, esta Unidad les ha servido profesional y personalmente, ya que el trato con la gente que viaja hasta ocho horas para llevar su hoja de vida o presentar una entrevista es importante, especialmente cuando hay que notificarles si han sido o no escogidos para el trabajo.

El contrato para la operación de la Unidad de Gestión del Empleo coordinada por el consorcio CER-UNAB, funciona desde agosto de 2009 y tiene una vigencia de cinco años. Para Comunicaciones y Atención a la Comunidad existe un contrato por dos años.

El desvío del río
El viernes 28 de enero se efectuó una actividad protocolaria para dar paso a las obras de desvío del cauce del río Sogamoso para iniciar la construcción de la presa. Las obras, proyectadas a cinco años -de los cuales ya van dos- contemplan tres momentos clave: el inicio de obras, hace dos años; el desvío del río (para iniciar el levantamiento de la estructura en concreto que será la presa) y el llenado del embalse, proyectado para diciembre de 2013, indicó el gerente general de Isagen, Luis Fernando Rico Pinzón. Se estima, según el cronograma, que a partir de diciembre de 2014 Hidrosogamoso comenzará el suministro de energía. Según Isagen en su página Web, “el proyecto alcanzará el 26% de su construcción a finales del presente año”.

Para hacer el desvío del río se construyeron dos túneles que van paralelos al cauce natural: uno de 840 metros de largo y otro de 880 metros, ambos con un diámetro de 10,30 metros.

Al evento central, al momento del desvío del río, asistieron la ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe Botero; el gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe; alcaldes de los municipios de influencia del embalse, contratistas y trabajadores de Isagen y del proyecto.

La construcción total tiene un presupuesto de 4,1 billones de pesos, de los cuales 1,8 billones son recursos propios de Isagen y 2,4 billones conseguidos por endeudamiento.

El gerente general de la empresa de energía aprovechó el acto para anunciar que el embalse llevará el nombre de “Latora”.

Ir al contenido