Zulma y Maruja no pueden votar

Oct 22, 2007 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Helga Moreno

hmoreno@unab.edu.co

A Bucaramanga llegaron las registradoras: Zulma Helena Camacho proveniente de Valledupar y Maruja de Andrey, procedente de Santa Marta, a cumplir con las funciones que intercambiaron con Esmeralda Linares quien se traslad? a la capital del Cesar. Esta medida surgi? en la Registradur?a Nacional desde hace tres a?os en ?poca electoral para evitar v?nculos pol?ticos que les generen preferencias a los registradores.

A pesar de ser vulnerado su derecho a votar, se sienten cumpliendo un deber profesional que justifica el hecho de no sufragar. Camacho comenta: "En las elecciones para administradores locales es cuando m?s cambios hacen desde la Registradur?a Nacional. Esta vez est?n cambiando a todos los registradores de las capitales y en su mayor?a a los registradores municipales". Las registradoras llegaron a principios de septiembre dispuestas a mantener el r?cord de Bucaramanga como la primera ciudad en entregar los resultados de la contienda electoral. Estar?n aqu? hasta principios de noviembre, fecha en que todos los registradores del pa?s retornar?n a sus ciudades de origen.

De Andrey se encomend? a la virgen de Santa Marta cuando compr? el peri?dico y abri? la p?gina de avisos clasificados con el prop?sito de encontrar una casa de familia d?nde hospedarse durante su estad?a en Bucaramanga, y no dud? un segundo cuando ley? el nombre de su santa en el anunci?: "Se arrienda habitaci?n para mujer sola con excelentes referencias, preguntar por la se?ora Marta". Se comunic? al tel?fono que indicaba el aviso y en pocas horas estaba ubicada en un apartamento confortable, ubicado a pocas cuadras de la Registradur?a de Bucaramanga.

Acompa?ada por un cuadro de su virgen, que colg? en la pared de su oficina temporal, De Andrey se despide de su carrera profesional en Bucaramanga ya que se pensionar? apenas retorne a su ciudad. "Tengo 30 a?os de trabajar en la Registradur?a, estas elecciones son mi cierre y bendito sea Dios que lo vengo a hacer aqu?", dijo.

Para Camacho nuestra ciudad le era familiar, pues hab?a estudiado el bachillerato aqu?. El primer d?a se hosped? en casa de antiguos amigos y reconoci? r?pidamente las calles que circundan el parque Turbay entre las carreras 27 y 33. Para ella es grato trabajar el cierre del proceso electoral en Bucaramanga porque "la clase pol?tica es m?s organizada que la de la Costa Atl?ntica, adem?s esta ciudad cuenta con las telecomunicaciones suficientes para realizar una r?pida transmisi?n de datos"; en Valledupar y la Costa Atl?ntica existen m?s corregimientos distantes y sin se?al telef?nica, dos situaciones que dificultan el trabajo de los registradores. De su tierra, hasta ahora, solo extra?a a su hija de 14 a?os de edad y el sabor del queso coste?o.

El objetivo y los retos

El objetivo de la Registradur?a es identificar a los colombianos, organizar los procesos electorales y los mecanismos de participaci?n ciudadana. De ?sta manera apoya la administraci?n de justicia y el fortalecimiento democr?tico del pa?s.

En ?ste momento la Registradur?a de Bucaramanga realiza dos tareas simult?neamente, la de renovaci?n de c?dulas y las elecciones.

La actualizaci?n de c?dulas inici? el 3 de septiembre de 2007 y finalizar? en el a?o 2009. Consiste en digitalizar los datos personales a trav?s del sistema Prometeo, un programa que escanea las huellas digitales de los ciudadanos que sacan su c?dula por primera vez, y de quienes la renuevan. Camacho explica las ventajas del proceso: "antes cuando necesit?bamos confirmar la identidad de una huella ten?amos que revisarla con lupa, era un proceso lento, ahora inspeccionamos las huellas digitales en segundos y con plenas garant?as. Otra ventaja del sistema Prometeo es que nos aproxima a la votaci?n electr?nica; cuando todo los colombianos tengamos la c?dula sistematizada podremos votar con la huella", asegura la registradora.

Por ahora, es oportuno renovar las c?dulas de ciudadan?a y tarjetas de identidad mediante el plan captura de informaci?n en vivo, que hace parte del Proyecto de Modernizaci?n Tecnol?gica (PMTII) que viene desarrollando la entidad. "Las personas que a?n no han realizado sus tr?mites de renovaci?n no deben preocuparse, todav?a hay tiempo suficiente para hacerlo y en las elecciones pueden sufragar con la c?dula viejita", concluy? la registradora samaria.

Pero la renovaci?n no es una carga para las nuevas registradoras, el equipo de trabajo local lo resolver? paulatinamente. En cambio, las elecciones del 28 de octubre s? las trasnocha desde ahora ya que deben garantizar la organizaci?n y transparencia del proceso electoral, certificando la confiabilidad de los escrutinios y resultados electorales.

Seg?n Luis Orlando Anaya, gerente electoral de la Registradur?a, el reto es sacar unas elecciones limpias a partir de la capacitaci?n de los jurados de votaci?n y el tranquilo acceso a las urnas de 419.108 personas aptas para votar en las 1.310 mesas ubicadas en los 51 puestos de votaci?n instalados en Bucaramanga.

Para los empleados de la Registradur?a, la jornada del 28 de octubre, empezar? a las 3 de la ma?ana, a las 4 de la tarde se cerrar?n las votaciones e iniciar? el conteo de los votos, a las 12 de la noche el Comit? Nacional Electoral espera recibir v?a telef?nica los resultados del escrutinio en Santander. A esa hora Zulma Camacho y Maruja de Andrey en compa??a de su equipo de trabajo, dejar?n las urnas de la ciudad en la casa Luis Per? de la Croix, bajo la vigilancia de todos los organismos de seguridad del Estado hasta el martes 30 de octubre a las 9 de la ma?ana, hora en que oficialmente se terminar? la jornada de elecciones. Los bumangueses elegir?n a sus administradores p?blicos el pr?ximo domingo 28 de octubre, mientras las registradoras Camacho y de Andrey trabajar?n hasta la madrugada del lunes 29 de octubre con la satisfacci?n del deber cumplido pero con la nostalgia de no haber votado como todos los colombianos.

Ir al contenido